Pedro Sánchez, disgustado por los resultados de su "operación marketing"

El presidente ha sido objeto de toda suerte de chanzas y memes disparando la creatividad irónica de los usuarios

Pedro Sánchez, disgustado por los resultados de su operación marketing

 

  • item no encontrado

Redactor Política Informativos COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:29

Tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe, y aún podía haber sido peor. Pedro Sánchez ha optado por correr un “tupido velo” ante la difusión desde la cuenta de Twitter de La Moncloa de varias fotografías de sus manos como símbolo de la “determinación” del Gobierno. El propio Presidente evidenció este miércoles en conversación informal con los periodistas en el Congreso su disgusto con el resultado obtenido de un marketing que ha generado la censura de la oposición pero, sobre todo, la burla de las redes sociales.

Desde su llegada a La Moncloa – ese lugar “ineficiente energéticamente”, en palabras del propio jefe del Ejecutivo – el equipo de Pedro Sánchez ha sorprendido con una “agresiva” operación de comunicaciónCuando no ha posado con su rebelde perrita Turca en las escalinatas de la sede gubernamental, el Presidente ha sorprendido con gafas de sol inspirándose en fotos americanas que tanto juego dieron al mítico John Fitzgerald Kennedy. Pero, en ocasiones, las operaciones publicitarias se van de “las manos”.

Al menos en las redes sociales, Sánchez ha sido objeto de toda suerte de chanzas y memes disparando la creatividad irónica de los usuarios. En Ferraz, pero también en la misma Moncloa, se han disparado las voces de alarma contra esta política de comunicación, a todas luces “excesiva”. Nadie identifica con nombre y apellidos al autor intelectual. Sin embargo, todas las miradas apuntan a Iván Redondo, todopoderoso jefe de gabinete del presidente del Gobierno, considerado un “mercenario” por los propios socialistas.

Le pasan así la factura. Las críticas por convertir al jefe del Ejecutivo en una suerte de “vedette” han estado en boca de muchos diputados del PSOE en las últimas horas por los pasillos del Congreso. Ahora resulta imposible no relacionar esa censura con la orden transmitida por el propio Pedro Sánchez de, al menos, “pulir” sus campañas. A quien corresponda, sea Redondo o no, deberá medir a partir de ahora los pasos publicitarios transgresores y audaces. Se avecina en el horizonte un cambio de registro.

Etiquetas

Lo más