• Viernes, 12 de abril 2024
  • ABC

COPE

Noticias

CASO KOLDO

El número 2 de Armengol reitera que las mascarillas del caso Koldo no eran para sanitarios

El número dos del Govern Balear que presidió Francina Armengol, Iago Negueruela, ha reiterado que las mascarillas del caso Koldo, cuyo contrato se sustentó en la factura de compra, la recepción del material y varios correos electrónicos, eran exclusivamente para uso domiciliario y no para sanitarios.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:45

El número dos del Govern Balear que presidió Francina Armengol, Iago Negueruela, ha reiterado que las mascarillas del caso Koldo, cuyo contrato se sustentó en la factura de compra, la recepción del material y varios correos electrónicos, eran exclusivamente para uso domiciliario y no para sanitarios.

De esta forma lo ha subrayado en una rueda de prensa en las oficinas del grupo parlamentario del PSOE en el Congreso, en la que además ha señalado que se reclamó el importe de una parte de las mascarillas por tener menor calidad.

El Govern balear solicitó mascarillas FFP2/KN95 de uso domiciliario según consta en la factura del 29 de abril expedida por el Ib-Salut balear, e inició la reclamación por "incumplimiento culpable del contrato" tres años después, el 6 de julio de 2023, al comprobar en 2020 que eran de calidad inferior y que había una diferencia de precio de 2,07 euros por unidad.

La administración comunicó el 20 de marzo de 2023 a la empresa Soluciones de Gestión, del caso Koldo, que procedería "a tomar medidas oportunas", aunque Negueruela ha justificado que la reclamación se inició tres años después porque las mascarillas se podían almacenar y utilizar en una futura desescalada, y ante los momentos críticos que vivían los funcionarios.

Además, ha explicado que el Ministerio de Sanidad pedía cada cierto tiempo justificar un remanente de mascarillas y "lo certificábamos con ese stock -ha dicho-".

Por otra parte, ha reconocido que caducaron en julio de 2022 pero que no se destruyeron para sustentar la futura reclamación. En esos momentos "no se devolvía ni se tiraba ningún material sanitario", ha señalado.

Según el exconseller de Modelo Económico, Turismo y trabajo, balear, el contrato de emergencia se basó en correos electrónicos, en la factura y en la recepción del material y fue validado por el Consejo del Govern, si bien la presidenta Armengol no hacía seguimiento de cada uno de ellos.

La Guardia Civil constata en un informe del 26 de septiembre de 2022 una serie de "irregularidades", entre ellas que "no se ha localizado documentación sobre la formalización del contrato", a lo que el portavoz socialista del Parlament responde que la reunión fue con los "técnicos" y no con la dirección.

Negueruela ha incidido en que desconoce qué personas concretas del Ministerio de Transportes dirigido entonces por José Luis Ábalos trataron con la administración balear, pero ha señalado que al venir del Gobierno central les daba "una fiabilidad alta", al tiempo que ha negado que "jamás nadie les presionara para hacer ninguna compra".

Mascarillas de uso domiciliado tramitadas con otros contratos

Por otra parte, un documento del 4 de mayo de 2020 que acordaba la tramitación de emergencia de hasta seis contratos diferentes aludía a que éstos perseguían "atender las necesidades de profesionales de sanitarios", si bien Negueruela ha puntualizado a EFE que se trataba de una alusión general ante una mayoría de contratos de mascarillas para uso hospitalario.

En este sentido, ha explicado que no era el caso del contrato de la trama Koldo.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

De la misma forma, ha señalado que también hay un "error" en la comunicación que hizo el 20 de marzo de 2023 el Govern a la empresa del caso Koldo para avisarles de una futura reclamación, ya que el texto alude de nuevo a la distribución de las mascarillas para su uso entre los centros sanitarios.

Negueruela ha reconocido que el pago a la empresa se hizo con celeridad -el 5 de mayo, ocho días después de recibir las mascarillas- porque "competíamos con todo el mundo -ha subrayado-" y ha incidido en que incluso hubo proveedores que pedían dinero por adelantado.

"No forma parte de la trama quien verifica, almacena y no destruye", ha recalcado en varias ocasiones.

Un "corta-pega" como aval

Desde el servicio de Salud se avaló a la empresa del caso Koldo el 12 de agosto de 2020 en un documento exactamente igual que los que habitualmente se emiten como certificados, un "corta-pega" según Negueruela en el que solo se establece si se han cumplido los términos económicos.

Meses antes, el 8 de junio, el Servicio de Salud balear ya sabía que las mascarillas no tenían la calidad demandada, si bien se emitió ese certificado porque era una práctica común y porque todavía no se había iniciado el expediente de reclamación a la empresa.

Seis meses de caducidad del expediente de reclamación

Negueruela ha informado de que la reclamación iniciada el 6 de julio de 2023, caducaba a los seis meses y ha insistido en que en el traspaso de poderes al nuevo gobierno del PP, se informó de la existencia de este expediente: "Por personal de la dirección, sabemos que se lo dicen".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar
Directo TRECE Al Mediodía

TRECE Al Mediodía

Con Marco Chiazza y Lucía Crespo

Ver TRECE