CASO ENREDADERA (Ampliación)

Moción de censura desaloja del cargo a alcalde Villaquilambre (León), del PP

El alcalde de Villaquilambre (León), Manuel García, del PP, investigado en la operación Enredadera, ha sido hoy apartado del cargo al prosperar la moción de censura presentada por los cinco grupos de la oposición contra él, y será sustituido por el portavoz socialista, Jorge Pérez Robles.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:57

El alcalde de Villaquilambre (León), Manuel García, del PP, investigado en la operación Enredadera, ha sido hoy apartado del cargo al prosperar la moción de censura presentada por los cinco grupos de la oposición contra él, y será sustituido por el portavoz socialista, Jorge Pérez Robles.

La moción de censura ha sido apoyada por los grupos municipales de PSOE, UPL, Ahora Villaquilambre (Podemos), IU, UPyD, y un concejal no adscrito, que han sumado 10 de 17 votos, mientras que los cuatro ediles del PP presentes han votado en contra y dos concejalas no adscritas se han abstenido.

Al pleno no ha asistido una concejala del PP, Mónica Varón, responsable de Hacienda, también investigada en al operación Enredadera y que esta misma semana anunció su intención de dimitir para no perjudicar al alcalde.

En sus primera palabras tras ser desalojado del cargo, el ya exalcalde, también procurador en las Cortes de Castilla y León, ha defendido que "no hay ninguna razón objetiva que justifique" esa medida.

También ha advertido a los grupos de la oposición de que "podrán ganar esta batalla pero no la guerra", y ha pronosticado que dentro de nueve meses el PP volverá a ganar las elecciones municipales con "mayor margen que en los anteriores comicios".

García ha asegurado que no pretende marcharse por la puerta de atrás porque siempre da la cara y ha recalcado que se va de la Alcaldía dejando el municipio mucho mejor de que lo encontró, "tal y como reflejan las cifras económicas".

Ha insistido en la legalidad de todas las actuaciones llevadas a cabo desde el equipo de gobierno, y ha recordado que sólo se suscribió un contrato por importe de 12.000 euros con una de las empresas implicadas en el caso Enredadera, que además contó con el visto bueno de la junta de gobierno.

Ha subrayado de que está convencido de que la ciudadanía tomará nota de los que ha pasado y se reflejará en las próximas elecciones, en las que el PP, ha vaticinado, sumará votos de vecinos que no le apoyaron en anteriores comicios.

Para García, alcalde desde 2011, la única realidad es que el municipio perderá los nueves meses que quedan hasta las próximas elecciones, aunque no ha dudado en asegurar que su salida de la Alcaldía "no es más que un punto y aparte" porque "nadie en Villaquilambre entiende lo que está pasando".

El nuevo alcalde, por su parte, ha asegurado durante su intervención para defender la moción de censura que es una medida que la oposición ha tomado "por responsabilidad" y "evitar que el nombre del municipio vaya inevitablemente ligado a la palabra corrupción".

Pérez Robles ha sostenido que no fue "sencillo" tomar la decisión pero ha insistido en que la moción era necesaria par que el municipio "recuperara el crédito perdido".

Los portavoces de UPL, Izquierda Unida, UPyD y Ahora Villaquilambre han defendido la legitimidad de la moción finalmente aprobada y han insistido en que su única motivación ha sido la de apartar a quienes están bajo sospecha mientras la justicia hace su trabajo.

Lo más