Las cabinas telefónicas: el fin de una era en España

Cabinas de teléfono en Gran Vía Madrid

Cabinas de teléfono en Gran Vía Madrid. Año 2001 EFE

  • item no encontrado

Redactor COPE

Agencias

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 20:31

¿Quién no ha hecho una llamada desde una cabina telefónica alguna vez en su vida? Seguro que la gran mayoría sí, pero las nuevas generaciones no encuentran utilidad alguna a estas máquinas míticas para los que tenemos más de 20 años. Puede dar pena, pero la realidad ha provocado que las cabinas telefónicas terminen extinguiéndose.

Desde el 30 de abril, el Gobierno se ha mostrado a favor de eliminar del servicio universal de telecomunicaciones la obligatoriedad de garantizar la existencia de una oferta suficiente de teléfonos públicos de pago, las populares cabinas telefónicas.

Así figura en el borrador del Real Decreto de modificación del Real Decreto 424/2005, de 15 de abril, en lo relativo a guías telefónicas, al servicio de información sobre números de abonado y los teléfonos públicos de pago, sometido desde el 30 de abril y hasta el 24 de mayo próximo a audiencia pública.

Cabinas de teléfono en la calle Gran Vía de Madrid

Cabinas de teléfono en la calle Gran Vía de Madrid en 1871 EFE

El texto destaca que la situación actual del sector de las telecomunicaciones permite constatar que algunas de las prestaciones incluidas en el servicio universal "van cayendo en un progresivo desuso" y cita en concreto dos: la existencia y puesta a disposición de las guías telefónicas y la existencia de una oferta suficiente de teléfonos públicos de pago.

"La generalización de la cobertura y uso de los servicios de telefonía y datos móviles han hecho que la utilización de las 'cabinas telefónicas' haya disminuido sensiblemente respecto a años anteriores", añade el borrador.

El futuro de las cabinas estaba en entredicho después de que ningún operador se presentase al último concurso convocado para prestar el servicio de cabinas y elaborar y entregar las guías telefónicas y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) haya cuestionado en varias ocasiones su mantenimiento dentro del servicio universal de telecomunicaciones.

Esto ha implicado hasta ahora llevar la red de telecomunicaciones a cualquier punto del país, incluidas las zonas no rentables, pero también garantizar una oferta suficiente de teléfonos públicos de pago.

CABINAS PUERTA DEL SOL

GRA311. MADRID, 04/08/2015.- Una de las 12 cabinas telefónicas instaladas en la madrileña Puerta del Sol. Las cabinas telefónicas podrían desaparecer a partir de enero de 2017 si se retira la norma por la que Telefónica debe garantizar una oferta suficiente de teléfonos públicos de pago en función del número de habitantes. EFE/Fernando Alvarado Fernando Alvarado


En el reglamento del servicio universal se establece que todo municipio con más de 1.000 habitantes deberá tener al menos una cabina instalada, y además se tendrá que instalar una cabina adicional por cada 3.000 habitantes. Esta ley también señala que aquellos municipios con menos de 1.000 habitantes en los que esté justificado también deberá existir una cabina telefónica

¿Cuántas cabinas quedan en España?

De las 18.000 cabinas que aún quedan en España, 12.000 ya no son rentables, según fuentes del sector. Un estudio de la CNMC revelaba que el 88 % de los españoles jamás ha utilizado una cabina y, según datos de Telefónica, alrededor de la mitad de las cabinas no cursan ni una sola llamada.

Según datos publicados en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en la actualidad sólo quedan 18.300, mas 3.300 si contamos aquellas que no están situadas en la vía pública, como bares y hoteles. Según Telefónica, en noviembre de 2016 se registraron 766.499 llamadas, un 50,9% menos que en el mismo mes de 2014 (1.561.070 llamadas).

Se calcula que unas 6.000 cabinas producen algún tipo de beneficio. Esas cabinas se encuentran sobre todo en Madrid y Barcelona.

Madrid cuenta con 1.000 cabinas en toda la ciudad y cuenta con más de 3 millones de habitantes. Equivaldría a una cabina por cada 3.000 personas.

En Barcelona existen unas 500 cabinas telefónicas públicas, y la ciudad cuenta con un millón y medio de habitantes.

A través de la página web de Cabitel, puedes comprobar las cabinas que quedan operativas en las diferentes ciudades de España.

ctv-gdj-captura

¿Cuánto recaudan?

El precio de las llamadas nacionales desde un teléfono público oscila entre 0,3 y 1,15 euros por una duración mínima establecida de tres minutos, dependiendo del destino al que llamemos.

Pese a estar cada vez más en desuso, el coste de las cabinas del servicio universal no ha parado de incrementarse en los últimos 4 años, hasta situarse en 2,07 millones en 2015, según datos de la CNMC. Tras quedar desierto el concurso, Telefónica fue designada por el Gobierno para prestar el servicio de cabinas y guías en 2017 y 2018.

El servicio es "claramente deficitario" y solo responde a motivos más "sentimentales" que marcaron una era en la historia de España. No obstante, el borrador de Energía dispone de una disposición adicional que garantiza las llamadas al servicio de consulta sobre números de abonado para personas con discapacidad visual, que podrán seguir disfrutando de 10 llamadas mensuales gratuitas a este servicio.

Lo más