TERRORISMO YIHADISTA

Juzgan mañana a hombre que se enfrenta a 10 años por adoctrinar en yihadismo

La Audiencia Nacional juzgará mañana a un hombre por adoctrinar de forma "metódica" en el yihadismo a través de las redes sociales, unos hechos por los que se enfrenta a una petición fiscal de 10 años de cárcel.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:24

La Audiencia Nacional juzgará mañana a un hombre por adoctrinar de forma "metódica" en el yihadismo a través de las redes sociales, unos hechos por los que se enfrenta a una petición fiscal de 10 años de cárcel.

En el banquillo de los acusados se sentará Noureddine M., nacido en Marruecos, con nacionalidad española y que residía en Benetusser (Valencia) cuando fue detenido por publicar en internet comentarios, vídeos y fotos de contenido yihadista.

Según explica el fiscal en su escrito de acusación, el encausado, de 46 años de edad, usó varios perfiles de Facebook para hacer "labores de proselitismo y captación de terceros para la yihad, función para él tan importante como la yihad armada".

Así, entre 2014 y 2016 publicó, por ejemplo, un poema escrito por él afirmando que "era un soldado y su lápiz una espada, que su pluma emprendería una guerra de tinta y que no le temía a la muerte", explica el fiscal, que destaca también cómo subió a la red social vídeos de ideólogos de Al Qaeda, organización terrorista por la que se decantaba.

"Las publicaciones del acusado tenían una gran repercusión toda vez que alcanzó 180 seguidores", dice el escrito de acusación, que afirma que su actividad "no era improvisada, más bien al contrario, era metódica".

Además de poemas y vídeos, también publicó fotografías para "crear en su audiencia un sentimiento de victimismo en el mundo musulmán", como imágenes de víctimas en Siria y Birmania.

Entre otros comentarios, escribió en la red social frases como "os aseguramos que la caída de Siria os va a meter al enemigo en vuestros dormitorios".

Para el fiscal, estos hechos son constitutivos de un delito de adoctrinamiento terrorista y por ello le pide una pena de 10 años de prisión, otros 7 años de libertad vigilada y una multa de 13.200 euros.

Lo más