Más directos

LENGUAS COOFICIALES

La izquierda y nacionalistas acusan a Cs de buscar crispación con las lenguas

Socialistas y nacionalistas han negado hoy, junto a Podemos, problemas lingüísticos en las comunidades con lenguas cooficiales y han acusado a Ciudadanos de buscar la crispación e "incendiar" utilizando las lenguas como arma arrojadiza para obtener réditos electorales.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:53

Socialistas y nacionalistas han negado hoy, junto a Podemos, problemas lingüísticos en las comunidades con lenguas cooficiales y han acusado a Ciudadanos de buscar la crispación e "incendiar" utilizando las lenguas como arma arrojadiza para obtener réditos electorales.

Durante el pleno del Congreso, Cs ha contado con el apoyo del PP y UPN para que el Parlamento tramite una proposición de ley dirigida a evitar que la lengua cooficial sea un requisito para los funcionarios.

La iniciativa ha sido defendida por el diputado Toni Cantó, quien ha insistido en la necesidad de que se establezca por ley que el conocimiento de las lenguas cooficiales sea un mérito, no un requisito, en el acceso a un empleo público.

Se trata, ha explicado, de completar el Estatuto de los Trabajadores y garantizar la libertad que, en su opinión, se ha quebrado en algunas zonas de España.

"El castellano ha desaparecido de algunos lugares", ha denunciado y ha responsabilizado de ese "abuso" a los nacionalistas, así como a PP y PSOE por haber "desistido" en la defensa de la igualdad.

Cantó ha pedido "valentía" a populares y socialistas y que dejen de actuar al dictado de los nacionalistas.

"Un titular no lo vale todo", ha advertido la diputada del PSOE Mercé Perea, que ha acusado a Cs de construir de forma artificiosa la realidad y perseguir exclusivamente la confrontación, porque "no hay discriminaciones en el acceso al sector público".

Ha subrayado que lo normal es la convivencia y coexistencia de las lengua cooficiales y ha aconsejado a Ciudadanos que retire su iniciativa.

Joan Mena, de Podemos, ha recalcado que Cs, "después de incendiar y tensar la situación política en Cataluña, se dedica a exportar esa división al resto del territorio del Estado". "No les importa la política de tierra quemada, siempre que tenga rédito", ha lamentado.

Los portavoces de los partidos nacionalistas han coincidido en que Cs pretende imponer el "monolingüismo" y avivar la polémica.

Joan Tardá, de ERC, ha comenzado su intervención en catalán, por lo que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, le ha rogado que interviniera en castellano.

"¿Dónde está la igualdad?", ha preguntado ya en castellano Tardá, que ha querido así dejar en evidencia a Cantó y denunciar que, en realidad, la "supremacía" lingüística es del castellano, mientras que las otras lenguas están "minorizadas".

Sergi Miquel, del PDeCAT, ha asegurado también que el castellano no está discriminado en Cataluña y ha señalado que, mientras Cantó piensa que el catalán es una lengua de segunda, su partido cree que está bien su defensa y que se hablen las dos.

"Está usted enfermo, enfermo de odio", le ha dicho el portavoz de Compromís, Joan Baldovía, para quien la propuesta de Cs tiene "un tufo insoportable a rancio".

Por el PNV, Joseba Agirretxea ha dicho que en Ciudadanos creen que quien habla otro idioma también piensa de otra manera y ha añadido que hoy "José Antonio Primo de Rivera estaría encantado de ver reencarnado su proyecto político".

"Vienen aquí con su fobia uniformadora presentado esta iniciativa con una clara finalidad incendiaria", ha denunciado Agirretxea, al igual que Óskar Matute, de Bildu, que ha instado a Cs a no utilizar las lenguas como arma arrojadiza.

Miguel Barrachina, del PP, ha anunciado el voto favorable de su grupo, aunque Cantó no lo haya puesto "en absoluto fácil" con su "acaloramiento", y le ha pedido humildad y espíritu conciliador.

"Debemos ponernos de acuerdo para que en España se sigan suprimiendo barreras", ha dicho, mientras que Carlos Salvador, de UPN, ha recalcado que "todas las lenguas son importantes" y no deben servir de barrera en el acceso al empleo.

Lo más