COPE

Intervenciones policiales: ¿Cómo funciona el protocolo de los antidisturbios?

La metodología de trabajo de la Unidad de Intervención Policial siempre ha generado gran controversia en muchos ciudadanos; pero, ¿cuál es el proceder correcto?

ctv-tlw-1572417208762
Alejandro Garcia Pérez

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:25

Los últimos días en Cádiz han estado marcados por la violencia y la problemática en las calles. Las huelgas en el sector metalúrgico, han provocad muchas dificultades para los ciudadanos de la capital gaditana, y una guerra de bandos entre el sector trabajador y la policía, al menos eso es lo que se ha intentado trasladar desde muchos altavoces; pero, ¿es esto cierto?

La forma de trabajar de la Unidad de Intervención Policial, más conocida como antidisturbios, genera polémicas en su forma de ponerse en funcionamiento. Las imágenes de cargas, violencia o disparos de botes de humo, no ayudan en absoluto a una conciliación del trabajo de esta división, pero, sin embargo, resulta más que imprescindible la ejecución de estas prácticas para asegurar la integridad de los ciudadanos. Con ánimo de resolver las dudas principales que surgen al hablar de estos operativos, en COPE hemos hablado con el cuerpo para que nos lo expliquen.

¿Hay algunos pasos a seguir que se reproduzcan en cada intervención?

No. El orden público tiene sus reglas, aunque no cuenta con uno procedimiento igual para preservarlo siempre. Cada disturbio es una circunstancia y unas características diferentes, por lo tanto, requiere de una intervención puntual para poderse solventar. Sí que es cierto, que cuando hay previsión por parte de las autoridades, es más sencillo preservar la seguridad ciudadana y, por lo tanto, evitar que se produzcan altercados más complejos.

¿Cuál es la línea roja que no se debe sobrepasar?

Generalmente, hay un criterio base por el que procede a reducir una aglomeración, y esa situación se da cuando un agente es agredido. Si se produce algo de este tipo, el resto de miembros del cuerpo van a atacar, por protección de su propia integridad. De normal, la actitud de los antidisturbios consiste en preservar la seguridad y la calma dentro del territorio, no atacar a los manifestantes.

¿Quién da la orden de que se cambie el procedimiento en una actuación policial?

Es otra de las grandes dudas que asaltan nuestras cabezas. Cuando hay un protocolo policial en curso y la multitud está agitada, solamente podrán reducirla cuando el jefe de la fuerza lo considere. En caso de que sea necesario aplicar algún tipo de violencia, siempre será sin intención de herir. Los policías golpean siempre en la zona del glúteo y el muslo, lugares en los que es difícil provocar alguna fractura ósea.

¿Cuándo se emplea una "tanqueta"?

El nombre que define a estos dispositivos es BMR. Estos vehículos están preparados para el uso militar en cuanto a su poderío para abrirse camino. De hecho es el único motivo por el que se usa, puesto que no está armado, simplemente transporta agentes en su interior. Cuando en una concentración se construyen barricadas, estos camiones se encargan de abrirlas con la intención de disuadir a la multitud. No tienen una regulación para su uso, puesto que se consideran una herramienta más, al contrario de otros como los camiones de agua, que sí deben detallar si es correcto utilizarlos o no.

Es importante recalcar que los antidisturbios son personas al igual que los demás, que tienen familia, al igual que los demás y que hacen su trabajo al igual que todo el mundo. Su objetivo no es la agresión a las personas, sino preservar la seguridad de toda la ciudadanía y disuadir las concentraciones que puedan ponerlo en riesgo.


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar
Directo La Lupa

La Lupa

Con Raquel Caldas, Lucía Crespo y Patricia Betancort

Ver TRECE