El Gobierno asume que podrá prolongar la legislatura sin Presupuestos aprobando medidas sociales vía decreto ley

El Gobierno asume que podrá prolongar la legislatura sin Presupuestos aprobando medidas sociales vía decreto ley

Europa Press

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 16:36

Ábalos confía en que los independentistas no podrán rechazar medidas como el aumento del SMI o las ayudas a la dependencia

El Gobierno aún confía en poder aprobar los Presupuestos Generales del Estado para 2019, pero ya asume que, de no conseguirlo, podrá prolongar la legislatura para sacar adelante las medidas más "urgentes e inaplazables" de la agenda social, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional o la revalorización de las pensiones.

Es la reflexión que ha verbalizado este lunes el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en rueda de prensa en la sede del partido en Ferraz con motivo de la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE.

"Con ellos o sin ellos (los Presupuestos) intentaremos que el salario mínimo aumente, que las pensiones se revaloricen, y que recuperemos las ayudas a la dependencia. La agenda social la intentaremos hacer con o sin Presupuestos", ha sentenciado Ábalos, después de que PDeCat y ERC hayan rechazado apoyar los Presupuestos tras conocer los escritos de acusación de la Fiscalía y la Abogacía del Estado contra los líderes del 'procés'.

La fórmula para aprobar algunas de las medidas que el Gobierno incluirá en su proyecto de Presupuestos será la del decreto ley, que la Constitución limita a casos de "extraordinaria y urgente necesidad", y que entra en vigor de manera inmediata una vez publicados en el Boletín Oficial del Estado. El Congreso sólo se pronuncia a posteriori.

Sólo cuando a Ábalos se le ha preguntado qué impuestos estaría decidido a aprobar el Gobierno vía decreto ley para aumentar los ingresos y financiar esas medidas sociales, el ministro ha enfatizado que el Ejecutivo no se ve en ese escenario porque quiere aprobar los Presupuestos de 2019.

El ministro ha intentado también desvincular el debate sobre los Presupuestos del proceso judicial del 'procés' porque "nada tiene que ver", ha dicho. Ábalos ha subrayado que las medidas sociales que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere poner en marcha haya o no nuevos Presupuestos "también afectan a los ciudadanos de Cataluña".

Por eso, ha advertido Ábalos, los dirigentes independentistas tendrán que decidir "si les importa el salario mínimo, las pensiones, la dependencia". "Eso es a lo que hay que responder", les ha dicho, enmarcando en la reacción más inmediata los pronunciamientos de los partidos soberanistas en contra de sacar adelante los Presupuestos.

El ministro ha rechazado que el Gobierno pueda afectar el funcionamiento de la justicia por su deseo de aprobar unos Presupuestos. "No lo hemos hecho, no lo vamos a hacer y no lo vamos a condicionar", ha señalado.

Pero si los independentistas insisten en vincular una cosa con la otra e impiden que las cuentas de 2019 salgan adelante, hay una "alternativa" que permitiría prolongar la legislatura, pues existen "mecanismos parlamentarios para llevar adelante la agenda social" que el Ejecutivo aspira a incluir en los Presupuestos.

No obstante, Ábalos aún ha confiado en que la posición de los soberanistas cambie y se abran a aprobar las cuentas, pues "a los dos días se relativiza" y se valoran otras posibilidades que antes se descartaban.

MEJOR QUE HACE UN AÑO

El ministro ha remarcado que la situación en Cataluña es mejor que la de hace un año, cuando la tónica habitual era la escalada constante en el conflicto. Pero también la situación del conjunto del país, a su juicio, es mejor: el Gobierno hasta ahora ha conseguido recabar las mayorías parlamentarias suficientes para garantizar la gobernabilidad y la marcha de la economía es buena.

"No hay una situación tan tensa, dura, de crisis en Cataluña como algunos nos quieren plantear (...) al menos se está consiguiendo un clima de normalización o un intento de diálogo institucional que no era lo que caracterizaba años anteriores", ha diferenciado.

Por eso el PSOE ve más que justificado que en este escenario el Gobierno de Sánchez impulse su agenda reformista con el horizonte de agotar la legislatura hasta 2020, pensando más en los intereses de los ciudadanos que en los de los partidos.

Lo más