Boletín

FAES apela al 155 de la Constitución como "solución política" al "conflicto" que se vive en Cataluña

FAES apela al 155 de la Constitución como solución política al conflicto que se vive en Cataluña

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:58

Reivindica este artículo después de que el Gobierno acepte la figura de "relator" y hable de dar "salidas políticas"

La fundación FAES que preside José María Aznar ha apelado este miércoles al artículo 155 de la Constitución como una "solución política" y "constitucionalmente adecuada" a la situación que se vive en Cataluña con el independentismo. Según destaca, la Carta Magna prevé este mecanismo como "última ratio" para afrontar un "conflicto esencialmente político".

Lo ha hecho un día después de que el Gobierno de Pedro Sánchez haya aceptado la figura del relator en la mesa de partidos sobre Cataluña y en un momento en que cree que hay que hablar de "salidas políticas" y "afrontar" el problema, en palabras de la vicepresidenta Carmen Calvo.

FAES considera que el artículo 155 introduce "en el corazón mismo del Estado de las Autonomías un mecanismo de solución política" al "conflicto jurídico y político" y que, a su juicio, "nada tiene que ver con el "conflicto" con el que el independentismo busca legitimar la ruptura del orden constitucional".

A su entender, el conflicto al que el artículo 155 pone remedio es el que se suscita cuando las autoridades de una comunidad autónoma "exceden su poder" y "faltan a la lealtad inherente al principio político y constitucional de solidaridad".

FAES admite que tras la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy de aplicar el 155 abrió la vía para que el TC pueda analizarlo, máxime cuando existen recursos de inconstitucionalidad pendientes. Por lo tanto, prosigue, el tribunal de garantías habrá de pronunciarse "no solo sobre el instrumento, en abstracto; sino también sobre su utilización concreta en el presente caso, lo que sin duda permitirá precisar más las posibilidades y condiciones de aplicación del mismo".

En cualquier caso, cree que este mecanismo previsto en el artículo 155 subraya la primacía de "lo político" cuando el Derecho se ve enfrentado a sus límites. De este modo, y ante quienes defienden la necesidad de una "solución política" frente al incumplimiento del ordenamiento jurídico vigente en Cataluña, el 155 se configura "como la solución política constitucionalmente adecuada, expresamente prevista por el constituyente frente a ciertas amenazas al ordenamiento, que también se definen políticamente precisamente porque cuestionan los límites del mismo", añade FAES.

UN ARTÍCULO EN MANOS DE SUJETOS POLÍTICOS

FAES insiste en que la Carta Magna prevé este mecanismo como "última ratio para afrontar un conflicto esencialmente político, que se puede concebir como el descarnado enfrentamiento" entre la soberanía y la autonomía. Según señala, se introduce este artículo cuando las vías de "control" ordinario de la actividad de las comunidades se revelan "como inútiles o insuficientes".

La fundación cree que el procedimiento del artículo 155 "deja en manos de sujetos exclusivamente políticos" la decisión sobre la aplicación del mecanismo y la definición de su contenido, entre otros aspectos. Se trata, por lo tanto, de un "mecanismo de solución política" al "conflicto" que se vive en Cataluña.

Lo más