CASO PÚNICA

Excargo de ICM dice ahora que no se inflaron contratos para financiar al PP

Madrid, 6 jul (EFE).- El exdirectivo de la Agencia de Informática y Comunicación (ICM) de la Comunidad de Madrid Silvano Corujo ha afirmado hoy ante el juez del caso Púnica que no se inflaron contratos de esta empresa pública para financiar al PP de Madrid, al contrario de lo que dijo anteriormente en Anticorrupción.,Corujo ha declarado hoy como testigo ante el magistrado Manuel García Castellón y ha mantenido una versión diferente a la que sostuvo en 2015 ante la Fiscalía Anticorrupción, según

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:29

El exdirectivo de la Agencia de Informática y Comunicación (ICM) de la Comunidad de Madrid Silvano Corujo ha afirmado hoy ante el juez del caso Púnica que no se inflaron contratos de esta empresa pública para financiar al PP de Madrid, al contrario de lo que dijo anteriormente en Anticorrupción.

Corujo ha declarado hoy como testigo ante el magistrado Manuel García Castellón y ha mantenido una versión diferente a la que sostuvo en 2015 ante la Fiscalía Anticorrupción, según han explicado fuentes presentes en su declaración.

De hecho, el juez que llevó el caso Púnica en primer lugar, Eloy Velasco, describía la declaración de Corujo como uno de los primeros indicios de la supuesta financiación ilegal del PP de Madrid a través de ICM.

Ante Anticorrupción, y también hoy ante el juez, Corujo ha explicado que el ex consejero delegado de ICM José Martínez Nicolás le contó que el expresidente madrileño Ignacio González le había pedido en junio de 2012 un millón de euros para sanear las cuentas del PP de Madrid.

Cuando Martínez Nicolás se lo relató, ha indicado hoy al juez, le pareció una petición del expresidente fuera de lugar.

Esa supuesta petición ocurrió tan solo unos meses antes de que, en septiembre, González pasara a la Presidencia regional tras la dimisión de Esperanza Aguirre, quien sin embargo siguió como presidenta del PP de Madrid, cargo en el que había sido reelegida en abril de ese año y en el que continuó hasta febrero de 2016.

En junio de 2012 González era secretario general del PP madrileño y vicepresidente de la Comunidad, por lo que ICM dependía orgánicamente de él.

Ante la Fiscalía, el exdirectivo de ICM sostuvo, según refleja Velasco en uno de sus escritos, que el desvío de fondos al PP se pudo producir mediante contratos "inflados" de ICM con Indra para el recuento de votos en las elecciones y con Price Waterhouse Cooper (PwC).

Sin embargo, hoy ha dicho al juez que no se inflaron contratos y ha negado que, por lo que él supo, Indra o PwC pagaran comisiones a cargos públicos.

Sobre el contrato de ICM con Indra para el recuento de votos, ha explicado al magistrado que Blas Labrador Román, que fue secretario general técnico de la Consejería de Economía y luego sustituyó a Martínez Nicolás al frente de ICM, era quien gestionaba ese contrato, ya que la agencia pública de informática dependía de esa consejería.

El juez Velasco situaba además a Corujo como parte en todas las mesas de contratación del ICM, pero hoy el testigo ha dicho al juez que él no influía en las adjudicaciones.

Tras la declaración de Corujo, que había sido pedida por la defensa de Martínez Nicolás, el próximo jueves está citado de nuevo ante el juez David Marjaliza, considerado el cerebro de la trama Púnica y que está colaborando con la Fiscalía.

Lo más