Boletín

El etarra 'Ata' afronta 13 años de cárcel en el juicio que arranca el lunes por la furgoneta con explosivos de Zamora

El etarra Ata afronta 13 años de cárcel en el juicio que arranca el lunes por la furgoneta con explosivos de Zamora

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:02

El histórico dirigente de ETA Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias 'Ata', se sentará en el banquillo de los acusados a partir de este lunes ante la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional tras ser entregado temporalmente por las autoridades francesas, para responder por la furgoneta con explosivos que fue interceptada en Zamora en el año 2010. Fiscalía pide que sea condenado a 13 años de cárcel.

De acuerdo al escrito de acusación del Ministerio Público, Carrera Sarobe, que aún tiene años de condena por cumplir en Francia, fue el encargado de alquilar en la localidad gala de Macon la furgoneta y el vehículo lanzadera con los que intentarían trasladar a una base de apoyo logístico en Portugal material explosivo, armas, placas de matrícula y útiles para falsificación, entre otros productos.

Lo hizo con documentación falsa, la misma con la que había abierto previamente una cuenta bancaria de la que saldría el dinero para pagar los 1.000 euros que le costó el alquiler de la furgoneta y los 386 que pagaría por el coche.

El furgón lo conduciría Garikoitz García Arrieta y el coche lanzadera, Yratxe Yáñez; dos liberados de ETA que ya han sido juzgados y condenados por estos hechos. Partieron del sur de Francia rumbo a Portugal el 9 de enero de 2010 y recibieron el alto de una patrulla de la Guardia Civil a su paso por la provincia de Zamora, cerca de Fermoselle, en la noche de aquel mismo día.

La Fiscalía pide para 'Ata' 10 años de prisión e inhabilitación absoluta durante 20 años por el delito terrorista de depósito y transporte de armas y municiones y sustancias explosivas e inflamables, así como 3 años de prisión y multa de 3.600 euros e inhabilitación absoluta a lo largo de una década por el delito continuado de falsificación de documentos oficiales con fines terroristas.

Sin embargo, hay más implicados, pues en el material intervenido aparecieron huellas dactilares de Jon Etxeberría Oiarbide, que tiene varias condenas por actividades terroristas en Francia y cuyas marcas se encontraban en la cinta de embalar que protegía uno de los paquetes con material eléctrico que viajaban en la furgoneta.

En el mismo sitio se encontraron tres huellas dactilares de Iñaki Reta de los Frutos, que a diferencia del anterior carecía en el momento del procesamiento de antecedentes penales y a quien el escrito de acusación sitúa como un liberado de ETA que habría actuado "en conjunción de esfuerzos" con el otro y bajo coordinación de 'Ata'.

En el caso de Etxeberría, Fiscalía pide una pena de 9 años de prisión e inhabilitación absoluta por tiempo de 18 años por el delito terrorista de depósito y transporte de armas. Se sentará en el banquillo de los acusados desde este lunes, junto a 'Ata'. Reta de los Frutos, por su parte, seguirá teniendo esta causa pendiente de juicio.

Lo más