COPE

"Dijeron que me matarían delante de mis hijos": las amenazas a Pablo Fuente por alertar del Covid en marzo

El economista y colaborador de Cuarto Milenio ha ganado El Respeto el Premio del Público al Mejor Podcast de 2020 por la Asociación de Escuchas de Podcasting

“Dijeron que me matarían delante de mis hijos: las amenazas a Pablo Fuente por informar sobre el Covid

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 06 dic 2020

Pablo Fuente es economista de formación y empresario. Conduce el podcast “El Respeto” desde 2015, y colabora en el programa Horizonte y Cuarto Milenio de Telecinco. Meses antes de que el Covid-19 llegara a nuestro país, advirtió en público de que algo importante venía. Algo para lo que no estábamos preparados. Habló con científicos y aportó datos, pero su versión le costó brutales amenazas. Y lo cierto es que casi todos sus pronósticos se han cumplido.

Pregunta – Tu podcast El Respeto ha ganado el Premio del Público al Mejor Podcast de 2020 por la Asociación de Escuchas de podcasting (ASESPOD). Felicidades.

La respuesta ha sido abrumadora, porque ha habido más de 13.000 votos y hemos obtenido el 46%, así que ha sido increíble. Estamos muy contentos.

Pregunta - ¿Lo esperabas?

No. Creo que es más una reacción de la gente como agradecimiento a la labor que he venido haciendo desde el principio de la pandemia.

Pregunta - ¿En qué consiste “El Respeto”?

Es un espacio de conocimiento de personas y situaciones que por la velocidad a la que vamos quizá no les prestamos atención. Traigo a gente que tiene historias que contar, historias cotidianas o temas que atañen a la actualidad. El podcast empieza en 2015 y, este año, he prestado más atención a la pandemia y a la Covid. He intentado dar una ventana a científicos para que expresen sus investigaciones, sus puntos de vista con profundidad y tiempo. Es un espacio muy calmado en el que la gente se puede explayar.

Pregunta – Así pues, ¿el coronavirus ha hecho que cambie la idea inicial del podcast?

Me estaba dando cuenta que había mucha cacofonía, mucho ruido mediático, y que era necesario indagar para que la gente normal como tú y como yo pudiéramos entender lo que los científicos trataban de decir. Yo creo que hay un filtro entre la ciencia y la opinión pública en el que se van perdiendo muchas cosas. Pensé que El Respeto tenía que jugar un papel en ese sentido.

Pregunta – Con este giro en los contenidos, ¿has notado una mayor respuesta por parte del público?

Sí, increíble. Cuando empezamos no teníamos Youtube. Y en 8 meses tenemos 75.000 suscriptores. Además, hemos tenido 156.000 descargas en Ivoox desde que empezó la pandemia.

Pregunta – Desde antes de que llegara el virus a España, intentas aportar datos y defiendes una idea muy particular de lo que estaba pasando. Algo que ha tenido consecuencias...

A finales de diciembre escribo a Iker Jiménez y le digo que hay algo que está ocurriendo en China a lo que vale la pena prestarle atención. Me pide que investigue. He vivido, trabajado y estudiado allí, por lo que conozco a gente. Empiezo a contactar con mis fuentes en el país y a obtener información de primera mano. Ahí me doy cuenta de que algo gordo se avecina.

En febrero grabamos un programa en Cuarto Milenio, en el que participan varios doctores. Fui muy directo y claro en lo que iba a pasar: que España iba a tener un problema muy grave, que se iban a necesitar mascarillas, que no iba a haber respiradores, etc. Cuando se emite, empieza la disonancia. Los hechos se precipitaron y todo lo que hemos ido anticipando, ocurre tal cual. No es que yo tuviese una bola de cristal, es que hice un trabajo de investigación en más profundidad. Desde el inicio de la pandemia he creado una red de científicos de confianza a nivel mundial, de las Universidades y laboratorios más importantes y me comunico con ellos de forma diaria. La información que me pasan, la estudio y la comparto usando un lenguaje accesible a la gente. Un lenguaje sin colores ni partidos. Creo que el problema es que se ha usado la ciencia en conveniencia y cada partido ha usado ciertas cosas para sacar al otro, y eso ha producido un nivel de confusión bestial.

“Dijeron que me matarían delante de mis hijos: las amenazas a Pablo Fuente por informar sobre el Covid

Pablo Fuente durante en una de sus intervenciones en el programa Cuarto Milenio en febrero

El ser tan claros en un primero momento tuvo muy buena acogida, y luego hubo un cambio cuando la economía tenía que reactivarse y nosotros teníamos que contar que esto no había acabado. Que no teníamos nada bajo control y que había que seguir con las medidas. Entonces hay gente se vuelve y nos ataca, y es donde se producen una serie de amenazas, y ha habido detenciones y procesos judiciales a raíz de esto.

Preguntas - Dijiste cosas que se han cumplido. Con lo cual, a pesar de todo lo que has pasado, tienes la concienciada tranquila, ¿no?

Todos cometemos errores y en una situación como ésta en la que ha pasado ya casi un año, por el nivel de cansancio y de exposición, seguro que habré cometido algún error, pero tengo la conciencia completamente tranquila. He hecho lo que se debería hacer con la información a la que tenía acceso, no sin un nivel de sacrificio brutal a muchos niveles porque me he volcado. Por eso tengo la conciencia muy tranquila. Al leer los mensajes de la gente, las muestras de cariño, los correos electrónicos, etc. mucha gente te conmueve y te da las gracias. Tengo que decir que esas amenazas, y esas cosa tan desagradables son una pequeña minoría que hace mucho ruido, porque a veces el nivel de violencia verbal asusta. Y sobre todo para una persona como yo que no está acostumbrada a un nivel de exposición como el que tenía.

Pregunta - ¿Qué te decían?

Que había que venir con una catana a mi casa a cortarme la cabeza. Que no tocarían a mis hijos, pero que me matarían delante de ellos.

Pregunta – Imagino que tu familia se asustó mucho...

Sí, sobre todo mi mujer que no es española. Se asustó mucho porque veía una disonancia entre lo que estaba haciendo su marido, que era intentar ayudar a la gente a costa de un sacrificio familiar muy grande, y ver una reacción agresiva y violenta con amenazas. Hemos sufrido mucho. Llego un momento en el que pensé en dejarlo todo y retirarme, porque de esto no saco absolutamente nada. Y ahora que estoy en televisión recibo compensaciones, pero lo destino todo a proyectos de investigación científica.

Pregunta – Ya ha habido detenciones y denuncias, ¿qué medidas legales has tomado?

Está en manos de la policía, que se dedicó a hacer un rastreo. No quiero a hablar mucho de esto, pero estas personas se enfrentan a cargos de amenaza y no solo a mí, sino a más gente. También ha habido otros temas de suplantación de identidad. Pero es un tema del que no quiero hablar mucho porque las cosas han de seguir su curso y son una minoría.

Pregunta – Has conseguido ver cosas que no han visto los dirigentes políticos o por las que ha faltado previsión. ¿Cómo crees que ha sido la gestión del Gobierno?

Creo que ha sido mala. Los resultados son los que son. Tenemos el número de muertes más elevado del mundo sin una razón de peso porque sea así, no es que tengamos una exposición más grande. Hay muchas partes de la gestión que se deberían reflexionar. Lo que sí tengo claro es que ha sido un tema generalizado, nadie estaba preparado. También admito que no era fácil encontrarse con un virus de estas características. Ha faltado humildad a la hora de saber rodearse de gente especialista, y eso ha repercutido en que la gestión sea mala. Ha faltado capacidad de reacción y ha fallado la planificación, y esto es problema de antes porque no hemos invertido en prevención. A la hora de analizar hace falta revisar la estructura de consejeros que existen en este país y que se han revelado como ineficaces.

Pregunta - ¿En qué punto nos encontramos?

Es un punto bastante engañoso, porque si bien es verdad que la situación de la pandemia es mejor que la que teníamos hace escasamente un mes y ha ido evolucionando de forma positiva, hay muchos factores que no entendemos y que han ayudado a que estemos mejor. Por ejemplo, factores meteorológicos, ya que no ha sido un invierno duro por ahora. Hay ciertas medidas que parecen haber ayudado como los confinamientos perimetrales, pero hay otros factores como el comportamiento de otros coronavirus que se están ignorando. No debemos pensar que porque ahora estemos un poco mejor, esto tiene una fácil finalización. Esto se une el anuncio de determinadas vacunas. Bajo mi punto de vista lo que se ha contado se ha contado mal y de forma incompleta. La fotografía es que necesitamos un 60% o 70% de la población esté vacunada para conseguir la inmunidad de rebaño. La realidad es que la evacuación masiva va a llevar meses. No va a ser tan rápido como nos cuentan. Todo eso y que aún quedan cosas por responder. Que el invierno no ha acabado y que los coronavirus historialmente tienen una incidencia muy elevada. Cuando el invierno se torna en más duro, y nos encerremos durante más tiempos en entornos cerrados y con más frío, se dan las condiciones para que todo esto vaya a peor.

A todo esto, los comunicados sobre cómo se van a gestionar las Navidades. Me lo tomo como que los gobiernos central y regionales nos están ofreciendo un regalo navideño, confiamos en su responsabilidad, pero creo que el mensaje este año es que las Navidades deben ser absolutamente distintas. Si estuviera en el gobierno propondría celebrarlas en julio. Hay que ser cauteloso porque cada vez que nos hemos relajado, el virus nos ha pegado un bofetón.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 3

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar
Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE