El Gobierno abre la puerta al adelanto de elecciones: "Nadie resistirá más de lo razonable"

Celaá asegura que "sería absurdo" prolongar esa situación, aunque reitera que no está planeado convocarlas

 

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 19:22

 La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha asegurado este martes que ahora mismo "nadie está pensando en adelantar las elecciones" generales, pero ha precisado que "nadie va a resistir más allá de lo razonable".

"Sería absurdo", ha subrayado la también ministra de Educación y Formación profesional en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum al ser preguntada por la posibilidad de un adelanto electoral ante la complejidad que puede tener el Gobierno para garantizar la estabilidad de la legislatura por la actitud del PP y del PDeCAT.

En concreto, se le ha preguntado a la portavoz del Gobierno si la negativa del nuevo líder del PP, Pablo Casado, a apoyar el techo de gasto y la nueva senda de déficit, así como el giro del PDeCAT al tener el expresident Carles Puigdemont el control total de este partido, podría hacer que el Ejecutivo estuviera pensando en un adelanto electoral por falta de estabilidad. Celaá ha subrayado que la convocatoria de elecciones es una facultad del presidente del Gobierno. "Nadie está pensando en adelantar elecciones, si bien nadie va a resistir más allá de lo razonable", ha recalcado. Sí ha asegurado que el Gobierno respeta los procesos internos de cualquier partido y sus resultados. Se ha referido en concreto a la situación en Cataluña para destacar que el presidente legítimo catalán reside en el Palau de la Generalitat y no fuera de España, en referencia a Puigdemont, y que espera que el Govern actúe igual que el Ejecutivo de Pedro Sánchez en favor del diálogo para resolver la crisis política en Cataluña.

Tras ratificar la intención del Gobierno de seguir por esa senda, ha apelado a la responsabilidad del president, Quim Torra, para que sea recíproco con ello y no se "arrincone" en la crisis.

Celaá ha recordado que Sánchez ya ha expuesto en el Congreso algunas de sus propuestas "legítimas, razonables y viables" para resolver el problema y ha pedido que nadie se empeñe en otras propuestas "inviables" que ha asegurado que saben que no llevan a ningún sitio. Al plantearle si el Gobierno descarta aplicar de nuevo el artículo 155 de la Constitución en Cataluña se ha limitado a señalar que ese es "un futurible" en el que no iba a entrar.

Por otro lado y ante la petición del conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Ernest Maragall, de que en la comisión bilateral de la próxima semana se pueda hablar de la situación de los presos independentistas y del derecho de autodeterminación, ha señalado que no conoce el orden del día de la reunión. Ha considerado, no obstante, que una parte planteará lo que considere oportuno y la otra contestará lo que vea procedente.

También se ha referido a la posibilidad de que el Congreso cree una comisión de investigación sobre el caso de Corinna zu Sayn-Wittgenstein para recordar que mañana comparecerá por este asunto en el Congreso de los Diputados el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, y que los grupos parlamentarios, entre ellos el socialista, decidirán cómo actúan en función de sus palabras.

Al preguntarle si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hablado de este asunto con el Rey, se ha limitado a señalar que el jefe del Ejecutivo habla con Felipe VI "con toda normalidad" acerca de los asuntos que consideren pertinentes. Al término del acto y en declaraciones a los periodistas, la portavoz del Gobierno no ha dado detalles sobre los planes del Ejecutivo para la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos. "El Gobierno -ha subrayado- lo dirá cuando se produzca". 

ESTABILIDAD A CAMBIO DE NEGOCIACIÓN

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha afirmado por su parte que apuestan por que el Gobierno de Pedro Sánchez tenga estabilidad, aunque siempre que el Ejecutivo central "apueste por el diálogo y la negociación política" para resolver la crisis catalana.

Artadi ha considerado que el rol de los diputados de ERC y PDeCAT es "diferente" desde que Sánchez es presidente, porque sus votos sí son "necesarios" para la estabilidad del Gobierno socialista. Y en este contexto, ha indicado que abogan por que el Gobierno tenga estabilidad "siempre que apueste por el diálogo y la negociación política" para resolver un problema que, ha recalcado, "político". 

Etiquetas

Lo más