CONSTITUCIÓN CONGRESO

Casado lamenta "victimismo" de Vox y le reprocha impedir pacto en el Congreso

El líder del PP, Pablo Casado, ha reprochado a Vox que haya impedido un acuerdo de las fuerzas de centro-derecha para la Mesa del Congreso y ha lamentado su "victimismo" por quejarse de un cordón sanitario contra este partido mientras que lo ha tejido a su vez contra Ciudadanos.,Casado, en una comparecencia ante los periodistas tras la sesión constitutiva del Congreso, ha recalcado que el PP hizo una oferta generosa a Vox y Ciudadanos para acordar cuatro puestos en la Mesa

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:42

El líder del PP, Pablo Casado, ha reprochado a Vox que haya impedido un acuerdo de las fuerzas de centro-derecha para la Mesa del Congreso y ha lamentado su "victimismo" por quejarse de un cordón sanitario contra este partido mientras que lo ha tejido a su vez contra Ciudadanos.

Casado, en una comparecencia ante los periodistas tras la sesión constitutiva del Congreso, ha recalcado que el PP hizo una oferta generosa a Vox y Ciudadanos para acordar cuatro puestos en la Mesa de la cámara, pero ha señalado que la formación de Santiago Abascal dio "un portazo" y se negó a aceptarla.

"El partido que se quejaba de un cordón sanitario contra él por parte del PSOE tejía un cordón sanitario a Ciudadanos", ha añadido antes de recordar que los socialistas decían que querían impedir la entrada del partido de ultraderecha en la Mesa y, al final, son los que han permitido que tenga una vicepresidencia.

Esa circunstancia le ha llevado a asegurar que al PSOE le conviene la presencia mediática e institucional de Vox para seguir arremetiendo contra el centro y la derecha, mientras que a Vox le interesa abanderar su "victimismo" por un cordón sanitario que ,a su vez, este partido protagoniza contra Cs.

La consecuencia de todo ellos es que, según ha explicado, el diputado de Unidas Podemos Gerardo Pisarello, "que se peleaba con los concejales del PP" en el ayuntamiento de Barcelona, esté en la Mesa, mientras que José María Espejo, de Cs, "que se desgañitaba por defender los derechos constitucionales de todos los catalanes", ha quedado fuera.

También ha criticado la actitud de Vox de intentar dar "carnets de españolidad" y ha precisado que si tanto les importa España, lo que deberían hacer es tener claro lo que se ha de hacer por parte de los partidos constitucionalistas y hacerlo unidos.

Ante la pregunta de si teme que lo ocurrido en el Congreso pueda afectar a los pactos del PP con Vox en algunas comunidades y ayuntamientos, el líder de la oposición ha señalado que si el partido de Abascal prefiere pactar con el PSOE y Podemos en lugares como Andalucía, Madrid o Murcia, es algo que deberían saber sus votantes.

En cualquier caso, el líder del PP ha asegurado que él defiende mucho más a Vox y a Ciudadanos, que lo que hacen esos partidos con él.

En respuesta a Casado, el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha lamentado que, "por un capricho infantil", el PP haya optado por "permitir que el comunismo se apropie de un puesto más en la Mesa antes de que lo ocupe Vox, tercer partido de la cámara".

En una comparecencia ante los informadores ha explicado que estar o no en la Mesa del Congreso puede no ser de interés para los españoles, pero es de gran importancia para el funcionamiento diario de la Cámara, y ha dicho que no recuerda ningún caso en los últimos 30 años en que "un grupo con más de 50 diputados se haya quedado sin más de dos puestos en la Mesa".

"Lo que es significativo es cómo el PP ha preferido que entren los comunistas en la Mesa a que entre Vox", ha considerado Espinosa de los Monteros, para quien los populares están ya "arrepentidos" porque "son conscientes de que lo han hecho mal".

También ha lamentado que la presidenta del Congreso haya permitido a los diputados acatar la Constitución con "fórmulas que son una falta de respeto a la cámara, a España y a los españoles".

Por eso, ha asegurado que Vox emprenderá acciones por "todas las vías administrativas y judiciales que sean necesarias para que se cumpla la ley y se devuelva el respeto a esta institución", ha subrayado.

Por su parte, Casado ha ratificado que la primera iniciativa que presentará el grupo popular en la nueva legislatura será pedir la comparecencia urgente del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, por la trama de los ERE.

Además, presentará una proposición para volver a tipificar como delito la celebración de un referéndum ilegal. "Ahí -ha dicho- veremos qué vota el PSOE".

Casado ha reiterado igualmente que el PP va a llevar a los tribunales la fórmula utilizada por algunos diputados en la sesión constitutiva del Congreso para acatar la Constitución. "¡Ya está bien!", ha señalado ante las expresiones usadas por algunos parlamentarios como los de las fuerzas independentistas y nacionalistas.

Lo más