La carta de un guardia civil al etarra 'Baldo': ''Ser un asesino no te ha servido para nada''

Joaquín G.T. es Brigada de la Guardia Civil y ha querido compartir con COPE.es una carta dirigida al exdirigente de ETA

Vídeo

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 31 jul 2019

El fin de semana pasado en el País Vasco se realizaron dos homenajes a etarras que salían de prisión tras cumplir condena. Estos eran José Javier Zabaleta alias ''Baldo'' y uno de los secuestradores de Ortega Lara, Xabier Ugarte. Simpatizantes de la izquierda abertzale recibieron a los presos en Hernani y Oñate respectivamente. 

Joaquín G.T. es un Brigada de la Guardia Civil que, indignado con estos recibimientos a asesinos, ha querido manifestar públicamente su desacuerdo y ha redactado una carta que nos ha enviado a COPE.es en la que le recuerda a uno de los etarras que todas aquellas personas que le recibieron vitoreándole llevan 29 años de ventaja, el tiempo que lleva encarcelado. Y que reconocerá que ser un asesino y haber perdido todo ese tiempo no le ha servido de nada. A continuación les dejamos la carta completa. 

CARTA ABIERTA DE UN GUARDIA CIVIL AL ASESINO DE ETA JOSÉ JAVIER ZABALETA ELOSEGUI, alias BALDO, ojalá llegues a leerla:

''Has salido de prisión después de 29 años y te han recibido en Hernani como un héroe, pero yo te voy a recordar cuál es la cruda realidad, Baldo: has estado en la cárcel porque fuiste, eres y serás un asesino. Calificativo que te acompañará siempre, lo quieras o no, hasta tu último aliento. Respecto a la gente que te ha vitoreado y ha tirado cohetes por tu vuelta, créeme lo que te voy a decir: menos tu familia más cercana, supongo, los demás han disfrutado 29 años de una vida que tú, lo quieras reconocer o no, has perdido.

Y, oye, años que jamás, léeme bien, jamás, vas a recuperar. Y es que esa gente ha disfrutado de navidades, veranos, cumpleaños y fiestas que tú ni has olido y, en esos momentos, créeme de nuevo, no pensaban ni en ti, ni en lo triste que se está detrás de unos barrotes, esperando que tu familia, durante 29 años, se desplace cientos de kilómetros para visitarte los fines de semana.

En 29 años también se crea una familia, te lo digo de verdad, y ves a tus hijos crecer todos los días, y los besas y los abrazas todas las noches antes de dormir. Seguro que, entre los que te han vitoreado, hay muchos que te lo podrían explicar e, igualmente, no se acordaban ni un segundo que estabas como “buen gudari sufriendo las consecuencias de tu lucha por la libertad del pueblo vasco”. 

Ahora, en unos días, cuando te seques de ese baño de multitudes, comprobarás que todos los que te han vitoreado volverán a su rutina y a seguir con una vida de 29 años de ventaja que te llevan. Y tú, pondrás los pies en el suelo y reconocerás -si es que no lo has hecho ya-, aunque no lo manifiestes, que ser asesino y haber perdido 29 años de tu vida, francamente, no ha servido absolutamente para nada.

Con eso me quedo porque, desgraciadamente, el daño que hiciste en vano es irreparable.
No quiero terminar esta carta abierta sin decirte que los que te despreciamos; los que ni olvidamos ni perdonamos; somos infinitamente más numerosos que los que te han recibido con cohetes''.

Lo más