SENTENCIA MARIHUANA

Absuelto cultivador marihuana ya que droga era para consumo en club cannábico

Un juzgado de Tortosa (Tarragona) ha absuelto al responsable de una plantación de marihuana y al representante de una asociación cannábica al considerar que la droga cultivada estaba destinada al consumo en el club y no a su venta a terceras personas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:02

Un juzgado de Tortosa (Tarragona) ha absuelto al responsable de una plantación de marihuana y al representante de una asociación cannábica al considerar que la droga cultivada estaba destinada al consumo en el club y no a su venta a terceras personas.

La sentencia del Juzgado de instrucción número 2 de Tortosa absuelve a los dos acusados de un delito contra la salud pública, ya que no se ha acreditado que las 140 plantas de marihuana descubiertas por los Mossos d'Esquadra en 2011 en el invernadero de uno de los procesados tuvieran ningún otro destino que el regulado en el contrato que unía al cultivador con el club cannábico La Maca, con sede social en Barcelona.

En septiembre de 2011, los Mossos descubrieron un cultivo de 140 plantas de marihuana en un polígono industrial, 15 de las cuales eran para consumo terapéutico de la pareja de la persona que las cultivaba y el resto estaban destinadas al Movimiento Asociativo Cannábico de Autoconsumo (Maca).

Los Mossos denunciaron al responsable del cultivo y poco después al responsable del club cannábico, que se presentó en dependencias policiales identificándose como responsable de la asociación y de la plantación, que estaba convenientemente señalizada como tal y que disponía de los permisos pertinentes.

La sentencia sostiene que "no se ha producido acto alguno de venta o de distribución o de favorecimiento lucrativo de la sustancia aprehendida a terceros" y que no se ha constatado que los dos acusados "hayan desarrollado una conducta susceptible de ser incardinada en una actividad ilegal".

Considera igualmente que el nivel de vida de los acusados no hace sospechar "de fuentes de ingresos atípicos ni posesión de sumas incongruentes de dinero que no se correlacionen con su posición económica".

La sentencia constata que el cultivo no esta oculto ni camuflado, sino que al contrario "había carteles con advertencias en caso de robo, con el NIF de la asociación y con la documentación en regla, indicando que se estaba produciendo ese cultivo de cannabis".

El juez considera probado que "las plantas estaban destinadas a una asociación de socios consumidores, y dicha asociación estaba legalizada", y destaca asimismo que sobre ella "no constan denuncias, quejas vecinales o sospechas de tráfico".

La sentencia asegura que no ha quedado acreditado "ningún enriquecimiento ilícito de los acusados, ni que las cuotas abonadas por los socios tuvieran otro destino que sufragar el abastecimiento de la asociación".

El representante del club ahora absuelto ha informado de que la asociación La Maca cerró sus puertas en febrero de 2016, que tiene aún más causas judiciales pendientes y que esta es la primera sentencia que recibe después de que los jueces hayan archivado otras cuatro causas.

Lo más