Abogado de Bassa: la rebelión se dio el 23F y no en la persecución de la secesión por "cauces ilegales"

Abogado de Bassa: la rebelión se dio el 23F y no en la persecución de la secesión por cauces ilegales

Europa Press

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 19:26

El abogado de Santi Vila dice que no entiende la imputación de su cliente porque dimitió el día antes de la DUI "para marcar distancias"

El abogado de la exconsejera Dolors Bassa ha defendido ante los magistrados del Tribunal Supremo que han comenzado este martes a juzgar el 'procés' independentista en Cataluña que la rebelión, de la que se le acusa y por la que piden 16 años de prisión, se dio en el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 y no en "perseguir la secesión aunque fuese por cauces ilegales".

Así lo ha asegurado el abogado de esta exconsejera en prisión provisional, Mariano Bergés, que ha comenzado apuntando que ha aportado dos documentos a la causa --uno del Parlament y el otro del Diario Oficial de la Generalitat-- para acreditar que la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) del 27 de octubre de 2017 no se publicó, porque no se votó.

El abogado ha recurrido a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el golpe de Estado del teniente coronel Antonio Tejero se explicaba que ese día se dio "una rebelión armada proyectada en Madrid con ramificación a toda la nación, en la que se preveían aislamiento de comunicaciones, ocupación de puntos neurálgicos, detención de personas, objetivos, comandos de acción, lugares de detención, cortes de circulación".

"Esta muy lejos de lo que ocurrió" en Cataluña, ha añadido Bergés, que ha afirmado que lo antes relatado es rebelión y "no es perseguir la secesión aunque fuese por cauces ilegales". "Ni lo es concentrarse o manifestarse en contra del sistema constitucional", ha señalado.

Asimismo, la defensa de Bassa ha tildado de "inaudito" que la "macrocausa" abierta en el Tribunal Supremo por el proceso independentista se haya instruido en tan solo "nueve meses". En este sentido, Bergés ha indicado que esto se debe a que el juez Pablo Llarena se sirvió de los informes policiales que obran en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, en el que se investiga la organización del referéndum del 1-O, lo cual, a su juicio, provoca una vulneración del derecho a la defensa de los acusados, ya que no están personados en dicho procedimiento.

POCO TIEMPO PARA PREPARAR LA CAUSA

A esto ha incluido el poco tiempo que se les ha dado a los abogados para "instruirse" y "prepapar" la causa. Para incidir en este argumento, ha puesto como ejemplo que las defensas tan solo tuvieron "dos horas" --y "rodeados de efectivos policiales" en la biblioteca del Supremo, ha recordado-- para conocer el auto de procesamiento antes de que se celebrase la vista para decidir si los procesados por rebelión ingresaban de nuevo en prisión provisional.

Sobre la privación de libertad que pesa sobre su defendida desde entonces, el letrado ha hecho hincapié en que no existen argumentos que sustenten esta medida cautelar. Es más, ha puesto de relieve que fue una de las exconsejeras que se habían marchado al extranjero con Carles Puigdemont y que volvió para declarar como investigada en la Audiencia Nacional, el 2 de noviembre de 2017.

Así, Bergés rechaza que el Supremo justifique la posibilidad de riesgo de fuga en un "soporte internacional" creado entorno a Puigdemont y los otros procesados huidos de la Justicia española, cuando Bassa ha acudido a todas las citaciones judiciales.

VILA NO VOTÓ LA DUI

Tras ella ha comenzado el turno de las defensas de los tres exconsejeros que se encuentran en libertad provisional, Santi Vila, Carles Mundó y Meritxell Borràs, que se enfrentan a la pena de siete años de prisión por los delitos de malversación de caudales públicos y desobediencia.

En representación de Vila --quien dimitió antes de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) del 27 de octubre de 2017--, el abogado Pau Molins se ha mostrado sorprendido de la inclusión de su cliente en este procedimiento. "Dimitió precisamente para marcar distancias de lo que sucedió, como muestra contundente de esa disconformidad", ha señalado el letrado.

Por todos estos motivos, Molins ha pedido a la Sala que interprete de forma restrictiva su propia competencia y renuncie a enjuiciar al que fuera consejero de Empresa, que no era aforado en el momento de producirse los hechos que constituyen la acusación.

Por otro lado, Judit Gené, abogada de la exconsejera de Gobernación, ha destacado que su defendida no aparece en los documentos 'Enfocats' ni en las anotaciones de la agenda Moleskine de Josep María Jové, mano derecha del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y que según las acusaciones constituyen la 'hoja de ruta' de los líderes catalanes para conseguir la independencia de Cataluña.

EXTRALIMITACIÓN EN LA ACUSACIÓN DE VOX

Sobre la acusación popular VOX, la letrada considera que se extralimita en su petición de condena para Borrás, que asciende a 24 años, porque a pesar de no imputarla rebelión sí la acusa de organización criminal para justificar esa pena tan alta de prisión.

Por último, el abogado Carles Mundó ha incidido en que su cliente está siendo investigado también por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona. Para Jospe Riba, defensa del exconsejero de Justicia, esta doble incriminación supone una vulneración clara de derechos fundamentales.

La primera jornada del juicio por el 'procés' independentista, que ha comenzado cerca de las 10.20 horas y que ha concluido a las 18.45 horas, se ha dedicado a las denominadas cuestiones previas planteadas por los defensas sobre las posibles vulneraciones de derechos fundamentales de los encausados durante la instrucción. La vista oral se reanuda mañana, a las 10.00 horas, con el turno de intervención de la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la acusación popular VOX, que, previsiblemente, intentarán impugnar todas las alegaciones expuestas por los abogados de los 12 acusados ante el tribunal.

Lo más