El PP pretende ya reaccionar para frenar el ascenso de Ciudadanos

Intentará acelerar el nombramiento de sus candidatos municipales para las elecciones autonómicas y municipales

PAUL HANNA (REUTERS)

El paréntesis navideño no lo va a ser tanto para el presidente del Gobierno, que ha llenado su agenda esta semana de actos y que incluirá el viernes su tradicional rueda de prensa de balance de este semestre. Un día después de las elecciones catalanas, Mariano Rajoy reunía a los suyos, y, aunque la preocupación y el malestar eran evidentes entre los miembros del Comité Ejecutivo, nadie abrió la boca para manifestar su opinión. De puertas para fuera la cosigna sigue siendo que los resultados de Cataluña no son extrapolables al resto de  España, pero lo cierto es que en el partido han saltado todas las armas por ese buen resultado de Ciudadanos  que les ha arrebatado su mensaje, y que puede ganar terreno en el ámbito municipal y autonómico. Por todo ello el PP se va a poner manos a la obra e intentará acelerar el nombramiento de sus candidatos municipales para las elecciones del 2019, algo que estaba previsto que se hiciera en el primer semestre del año, pero que ahora se  puede adelantar un poco.

Otros, sin embargo, recuerdan que un año y medio en política es un mundo y puede pasar de todo. Evocan quizá el cuento del visir condenado a muerte que pidió un indulto de un año al sultán para enseñar a  hablar a su caballo en en ese tiempo. Si lo conseguía, sería indultado. Al ser preguntado por tan osada petición, el reo, contestó: en un año, se ha podido morir el rey, me he podido morir yo, o quizá hasta aprenda a hablar el caballo.  

Lo que no corre prisa, de momento, en el PP, dicen es destituir a Xavier García Albiol. Primero, porque se tiene que despejar el panorama catalán, tiene que saberse qué va a pasar; y segundo, porque el presidente sabe que la culpa del descalabro no ha sido sólo de su candidato, ha ido más allá. Entre quienes suenan para suceder al actual líder en Barcelona está Alejandro Fernández, que ha recuperado por poco más de 300 sufragios, gracias al voto exterior, el escaño por Tarragona que perdió el jueves en el recuento inicial. El actual portavoz en el parlament es buen orador, apuntan, es popular y es empático, y goza de simpatías en el partido. 

Otro de los nombres que se barajan para esa sucesión es el de Esperanza García, una abogada que proviene de Ciudadanos y que tiene "un discurso extraordinario". Resulta además, dicen, más sólida que las otras dos mujeres de las que se habla estos días: la ministra de sanidad Dolors Montserrat, y la vicesecretaria de Estudios y programas, Andrea Levy. 

En el PP ha causado perplejidad además la parálisis de Inés Arrimadas en las últimas horas. Para el portavoz en el Congreso, Rafael hernando: "puede dar la sensación de que ha tirado la toalla", y eso es un error político. Debería reivindicar su victoria, porque, "a mayor respaldo, mayor responsabilidad". Y aunque sepa que no puede ganar el Govern, hay muchas cosas que negociar, entre otras, la composición de la Mesa del Parlament.