Boletín

ELECCIONES EUROPEAS PODEMOS (Entrevista)

Rodríguez Palop: Macron es la pista de aterrizaje de la extrema derecha

La candidata de Unidas Podemos al Parlamento Europeo (PE), María Eugenia Rodríguez Palop, alerta de la necesidad de dar respuesta al fenómeno de la extrema derecha y avisa de que el presidente francés, Emmanuel Macron, no es un aliado sino "la pista de aterrizaje" de la ultraderecha.,"Macron me parece la pista de aterrizaje de la extrema derecha; gracias a Macron existe la extrema derecha; gracias a propuestas aparentemente socioliberales existe la extrema

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 09:36

Lourdes Velasco

La candidata de Unidas Podemos al Parlamento Europeo (PE), María Eugenia Rodríguez Palop, alerta de la necesidad de dar respuesta al fenómeno de la extrema derecha y avisa de que el presidente francés, Emmanuel Macron, no es un aliado sino "la pista de aterrizaje" de la ultraderecha.

"Macron me parece la pista de aterrizaje de la extrema derecha; gracias a Macron existe la extrema derecha; gracias a propuestas aparentemente socioliberales existe la extrema derecha. Gracias a Ciudadanos existe Vox", afirma Rodríguez Palop en una entrevista con la Agencia Efe preguntada por la llamada del primer ministro griego, Alexis Tsipras, a tejer una alianza amplia en Europa.

La candidata de Unidas Podemos tejería "una alianza de izquierdas de gente de izquierdas sin ningún complejo ni ambigüedad" porque es "la mejor propuesta para las mayorías sociales" y, aunque no se ha decidido, no cree que en esta ocasión Unidas Podemos apoye a Tsipras como candidato a presidir el PE.

Respecto a las relaciones de la Unión Europea con Estados Unidos y China, Rodríguez Palop dice que Podemos se opone al "vasallismo" hacia el presidente Donald Trump y alerta de que "ha alabado el 'brexit' y se está uniendo al Grupo de Visegrado que lo que quiere es dinamitar la Unión Europea desde dentro", dice en relación a la alianza de Eslovaquia, Hungría, Polonia y la República Checa.

"La relación con China se tiene que normalizar dentro del marco del respeto de los derechos humanos. Es mucho mayor el dinero que tiene España invertido en China que a la inversa, se ha magnificado la relación comercial de China con determinados países de la UE", defiende Rodríguez Palop.

Profesora de universidad hasta hace unos meses, Rodríguez Palop asumió la tarea de ser candidata de Unidas Podemos al Europarlamento tras la marcha de Miguel Bustinduy, y aspira a que esa cámara sea en el futuro un lugar "más democrático, más representativo" y con "más control de lo que se hace y no se hace en la Unión Europea".

Pide a los medios de comunicación responsabilidad en la difusión de las cuestiones europeas y cree que deberían interesar más a los españoles porque "un 60 o un 70 por ciento de las medidas que se impulsan en el Congreso dependen de la UE". "El salario que uno gana, lo que come, donde vive y cómo, tener o no tener una política de soberanía alimentaria", ejemplifica.

A su juicio, para combatir la extrema derecha "lo primero que hay que hacer es asumir el diagnóstico, no seguir contándole a la gente mentiras, (no decirles) que Europa está aquí, que Europa siempre ha ido muy bien y que pena que la extrema derecha viene a destrozarla".

Pide analizar por qué los europeos votan esas formaciones que les empoderan y les dicen "tú vales mucho", en lugar de pensar que "la extrema derecha está aquí como si hubiera aparecido una flor en el camino".

"Soy súper europeísta porque lo de la vuelta al Estado nación es una cosa del siglo XIX y salió mal", explica la candidata, pero cree que "Europa ha sido un desagüe para mucha gente, que está en crisis y que la muestra de esa crisis son los partidos de extrema derecha, que están ahí por algo".

En cuanto a la inmigración, Unidas Podemos pedirá en la Unión Europea y también al Gobierno español que se cumpla el derecho internacional y que se pongan fin a las devoluciones en caliente, que se quiten las concertinas de las fronteras y se deje salir a los barcos como el Open Arms a rescatar personas.

"No es un tema de solidaridad, es un tema de aplicar el derecho con el que se ha comprometido la Unión Europea", dice Rodríguez Palop, que aunque no forma parte de las negociaciones de formación de Gobierno sí pediría al PSOE "simple y llanamente que cumpla con la legalidad internacional, y las concertinas no cumplen".

También cree la candidata que la "intención" del presidente en funciones, Pedro Sánchez, es ganar peso en la Unión Europea. "Quiere colocar a (Josep) Borrell, está convencido de que ganar peso en la UE es colocar a españoles", ironiza Rodríguez Palop, que apunta: "Miguel Arias Cañete es comisario y nos ha servido para bien poco".

Peo sí cree que si hay un acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE, España puede convertirse en un referente en Europa.

LAS EUROÓRDENES NO SE PUEDEN MODIFICAR A GOLPE DE CALENTÓN

Sobre la propuesta de modificar la euroorden tras la inoperancia para detener al expresidente catalán Carles Puigdemont, Rodríguez Palop piensa que "todo el mundo tiene que tener derecho a acceder a la Justicia y que las euroordenes no se pueden modificar a golpe de calentón".

"Puede ser que esto ponga de manifiesto que la orden no ha funcionado o no ha funcionado como debería haber funcionado o como algunos querían que funcionara", admite la candidata de Unidas Podemos, que apunta: "Se puede hacer una reflexión en este sentido pero yo ahora mismo no saldría enloquecida a hacer reformas".

Opina que "los jueces alemanes han actuado conforme a los criterios clásicos" y que "si el objetivo de la euroorden era que todos en temas judiciales se comportaran de idéntica manera" entiende "que se hayan frustrado con este tema".

A Rodríguez Palop le parece bien que Carles Puigdemont sea el cabeza de lista de JxCat a las elecciones europeas: "Tiene sus derechos intactos desde el punto de vista del sufragio pasivo y activo".

No obstante augura que "tendrá problemas cuando tenga que recoger el escaño", aunque ese es un tema judicial en el que el Gobierno "no puede hacer absolutamente nada".

Lo más