DÉFICIT AUTONÓMICO (Ampliación)

Montero asume que se volverá a la anterior senda de déficit, más restrictiva

Madrid, 31 jul (EFE).- La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asumido hoy que el Gobierno no logrará aprobar su propuesta de flexibilización de la senda de corrección del déficit público, por lo que finalmente tendrá que adaptarse a las metas anteriores, más restrictivas.,"No hay ningún dato sobre la posición de las formaciones políticas que nos permita pensar" que la propuesta del Gobierno pueda salir adelante, fundamentalmente por la postura en contra del PP, que controla el Senado,

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:21

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asumido hoy que el Gobierno no logrará aprobar su propuesta de flexibilización de la senda de corrección del déficit público, por lo que finalmente tendrá que adaptarse a las metas anteriores, más restrictivas.

"No hay ningún dato sobre la posición de las formaciones políticas que nos permita pensar" que la propuesta del Gobierno pueda salir adelante, fundamentalmente por la postura en contra del PP, que controla el Senado, ha apuntado Montero en declaraciones a los medios tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

En cualquier caso, la ministra ha hecho "un llamamiento a la reflexión" de las formaciones políticas para lograr una senda "beneficiosa" para los ciudadanos y se ha mostrado dispuesta a analizar posibles planteamientos relativos a una diferente distribución de los objetivos entre las diferentes administraciones.

El pasado viernes, el Congreso de los Diputados rechazó la propuesta de flexibilización de la senda de corrección del déficit para el periodo 2019-2021 pactada con Bruselas.

El Gobierno había pactado una meta de déficit del 1,8 % del PIB para 2019, del 1,1 % para 2020 y del 0,4 % para 2021, lo que flexibilizaba los objetivos anteriores: 1,3 %, 0,5 % y superávit, respectivamente.

Tras el rechazo, la ministra ha reiterado que el Gobierno volverá a presentar una senda de déficit dentro de un mes como prevé la Ley de Estabilidad, aunque los objetivos serán los mismos que se tumbaron el viernes.

Esto es así porque no puede excederse el margen concedido por Bruselas y el Gobierno quiere aprovecharlo todo lo posible, por lo que descarta una senda inferior, aunque se ha mostrado dispuesta a escuchar propuesta sobre cambios en el reparto de las metas.

"Como no hay ninguna previsión" de que los partidos vayan a cambiar el sentido de su voto, "entraría automáticamente en vigor la senda anterior", que están aprobados tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado.

"El PP sigue creyendo que cuantos más recortes mejor", ha criticado, por lo que el Gobierno seguirá "adelante con nuestra hoja de ruta en la estabilidad presupuestaria".

La elaboración de los presupuestos se aborda, así, "con la previsión bastante acertada de que el déficit que entrará en vigor será el del año anterior", ha añadido.

En cualquier caso, ha insistido en que el límite de gasto no financiero o techo de gasto para 2019, fijado en 125.064 millones de euros, un 4,4 % más, apenas se verá afectado -"centésima arriba o centésima abajo"- porque la administración central solo se beneficiaba de una décima de margen con la nueva senda.

Conforme a esta idea, la ministra ha indicado a las comunidades autónomas inicien la confección de sus cuentas públicas adaptadas a la senda de déficit anterior.

Lo más