Los inversores hoy prefieren ver los toros del Brexit desde la barrera

El índice Ibex  35 baja un 0,15 por ciento tras las primeras operaciones del día. Se coloca en 9.370 puntos.

La incertidumbre y las dudas atenazan a unas Bolsas que tiran la toalla

Chema Moya

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:34

En vilo. Los inversores siguen en vilo. El foco de los mercados sigue centrado casi de manera monotemática en el Brexit.  Las impresiones son buenas, aunque la fragilidad de esas impresiones es grande. Los mercados esperan que el Reino Unido y la Unión Europea sean capaces de evitar un divorcio caótico. En las próximas horas habrá novedades.  Hoy comienza un importante consejo Europeo que, si todo progresa adecuadamente, podría aprobar el acuerdo. Lo que queda claro es que han reducido notablemente las probabilidades de un Brexit abrupto. Y eso ya es mucho. Como mal menor, si no hay luz verde, el primer ministro británico solicitará una prórroga de los plazos. En el mercado de divisas, la libra esterlina es el gran termómetro que mide el grado de optimismo o de desilusión. Hoy parece que pesan más las dudas y vuelve a bajar del cambio de 1,28 dólares. El problema se encuentra en que el partido democrático unionista de Irlanda del Norte, DUP,  ha asegurado que no puede apoyar el Brexit tal y como están las cosas. Así que los inversores hoy cruzan los dedos y esperan.

Pero hay otros factores macro y micro económicos que exigen la atención de los inversores. Las cuentas de las grandes compañías de Estados Unidos es uno de ellos. En líneas generales, los mercados han dado por buenos los resultados empresariales que se están publicando en aquél país. Han gustado las cifras de JP Morgan y Citi, primero, y las de Bank of América y New York Mellon, después.

Ayer se publicó el llamado “libro Beige” de la Reserva Federal. Un documento en el que el banco central estadounidense pasa revista a la situación y a las perspectivas de la economía. La Reserva constata el enfriamiento de la actividad económica como consecuencia, fundamentalmente, de los efectos negativos de las tensiones comerciales internacionales y por el deterioro de la economía global. La Reserva espera un crecimiento modesto  en las próximas semanas y meses. El dato más relevante del jueves es la producción industrial de EEUU. No se espera demasiado fuerte.

El índice Ibex  35 baja un 0,15 por ciento tras las primeras operaciones del día. Se coloca en 9.370 puntos. No es una caída importante teniendo en cuenta que la Bolsa ha subido un  4 y medio por ciento en las últimas cinco sesiones. Los inversores hoy reducen posiciones en bancos y acereras y vuelven a apostar por valores defensivos, como las eléctricas. 

En el mercado de deuda pública, la rentabilidad de los bonos españoles a diez años ha repuntado ligeramente hasta el 0,25 por ciento desde el 0,12 de hace pocos días. El rendimiento de estos títulos se mueve en sentido contrario a su precio. La prima de riesgo de España se reduce a 64 puntos. Se encuentra cuatro puntos por encima de la prima de riesgo de Portugal. 

Hoy el Tesoro colocará deuda a medio y largo plazo. Concretamente bonos a 3 y 5 años y obligaciones a diez. La rentabilidad de la deuda española es negativa hasta el plazo de cinco años.  Por los bonos a un lustro la tesorería pública cobra un 0,31 por ciento a los ahorradores que colocan su dinero en estos títulos.  El martes, el Tesoro colocó letras a 3 y 9 meses, con rentabilidades negativas en este caso del 0,57 y del 0,48 por ciento. La tesorería pública cobra cada vez más a los inversores en estos plazos.  

Lo más