COPE

JORNADAS S'AGARÓ

Los expertos reclaman un plan de consolidación y reformas a medio-largo plazo

Responsables de diferentes instituciones económicas han coincidido hoy en señalar que la política económica expansiva es la solución adecuada a la crisis del coronavirus, pero han emplazado al Gobierno a pensar ya en un plan de reformas y de consolidación presupuestaria a medio-largo plazo. ,El impacto de la crisis de la COVID-19 en la economía y las finanzas públicas y la respuesta que a ello han dado los gobiernos ha sido uno de los temas de debate de la segunda jorna

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:21

Responsables de diferentes instituciones económicas han coincidido hoy en señalar que la política económica expansiva es la solución adecuada a la crisis del coronavirus, pero han emplazado al Gobierno a pensar ya en un plan de reformas y de consolidación presupuestaria a medio-largo plazo.

El impacto de la crisis de la COVID-19 en la economía y las finanzas públicas y la respuesta que a ello han dado los gobiernos ha sido uno de los temas de debate de la segunda jornada del XXV Encuentro de Economía de S'Agaró, que en esta ocasión se celebra en Barcelona.

El director del departamento de Asuntos Económicos y G20 del gabinete de la Presidencia de Gobierno, Manuel de la Rocha, ha explicado que la pandemia ha supuesto "una gran tragedia sanitaria" y un "enorme trastorno económico", al que el Ejecutivo, a diferencia de las crisis precedentes, ha respondido con un gasto intensivo, en línea con los demás países europeos.

El objetivo, ha dicho, es mantener el empleo, garantizar la continuidad de las empresas y las cadenas de pago, proteger el sistema sanitario y ayudar a las familias más vulnerables.

Esta política expansiva, ha señalado, ha permitido proteger 3,4 millones de empleos gracias a los ERTE, ayudar a 1,2 millones de autónomos y a 500.000 empresas que se han acogido a las medidas de liquidez del ICO, pero también ha tenido un impacto importante en las finanzas públicas: se estima que España alcanzará un déficit público por encima del 11 % del PIB y un nivel de deuda de aproximadamente el 120 %.

De la Rocha ha recordado que España recibirá 140.000 millones del fondo de recuperación europeo, un dinero que tendrá una prioridad clara: hacer posible una rápida salida de la crisis y consolidar el crecimiento futuro, promoviendo las inversiones, la digitalización, la economía verde y la cohesión social.

"Cuanto antes recuperemos el nivel de PIB anterior y el crecimiento esté consolidado, tocará empezar a plantear planes a medio-largo plazo para la consolidación fiscal y el saneamiento de nuestras finanzas públicas", ha afirmado.

La directora de Análisis Económico de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), Esther Gordo, ha reconocido que una crisis de estas características es "casi una tormenta perfecta" para una economía como la española, con predominio de pymes, y ha dicho que le parece "una respuesta adecuada" los presupuestos expansivos aprobados por el Gobierno para hacer frente a la pandemia.

"El gran reto debe ser seguir preservando nuestra capacidad de recuperación y hacer que esta crisis no cause daños estructurales en la economía", ha advertido.

La responsable de la AIREF cree que el plan del Gobierno tiene un impacto positivo sobre el crecimiento, pero obliga a pensar también en el medio y largo plazo, por el elevado nivel de endeudamiento público con el que vamos a salir de la crisis.

"Sin prisa pero sin pausa hay que hacer un plan presupuestario a medio plazo", ha apuntado Esther Gordo, que ha recordado que los países con mayores niveles de deuda tienen un mayor coste en términos de crecimientos y son más vulnerables en los mercados de deuda.

"Hay que ir pensando en diseñar un plan de reequilibrio para esta economía", revisando todas las partidas de gasto y viendo dónde se puede aumentar la capacidad recaudatoria.

"Hay mucho margen para mejorar y cuanto antes nos pongamos manos a la obra, antes saldremos de esta situación", ha remarcado.

El analista jefe de BBVA, Rafael Doménech, ha coincidido con Gordo en que España debe tener una estrategia a medio y largo plazo para estabilizar sus finanzas y un plan de fiscalidad que sea "transparente" y genere certidumbre.

"La estrategia de consolidación es prioritaria a medio y largo plazo", ha indicado Doménech, que ha emplazado también al Gobierno a impulsar las reformas estructurales necesarias que permitan impulsar el crecimiento del país y racionalizar el gasto, en ámbitos como el empleo o la educación.

Sobre los fondos europeos que recibirá España, el jefe del Gabinete de Estudios Económicos e Infraestructuras de la Cambra de Barcelona, Joan Ramon Rovira, ha comentado que este dinero debería ir destinado a proyectos "tractores" que permitan modernizar la economía, como aquellos vinculados a la energía verde, y ha defendido la necesidad de impulsar reformas que permitan reducir la temporalidad laboral, aumentar la eficacia de las prestaciones sociales, reducir el fracaso escolar o promover el emprendimiento. EFE

gb-acl/ce/bal

(foto) (vídeo) (audio)

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo