Boletín

Las tensiones geopolíticas se suman a la guerra comercial y hunden a la Bolsa

Los mercados financieros no acaban de levantar cabeza tras los nuevos desplomes de este lunes

Las tensiones geopolíticas se suman a la guerra comercial y hunden a la Bolsa

Juan Ignacio Roncoroni

Julio Muñoz Gil

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:06

Los mercados financieros no acaban de levantar cabeza tras los nuevos desplomes de este lunes en un ambiente de preocupación por las tensiones en Hong Kong, las elecciones en Argentina y las dudas generadas en el sector bancario español por las grandes casas de análisis.  

A los operadores les preocupa de forma especial la intensificación de las protestas de la antigua colonia británica en China. Se teme que las autoridades puedan tomar medidas excesivamente severas para aplacar las protestas, que ya se prolongan más de 10 semanas, y con ello pueda provocar una nueva oleada de ventas en las bolsas mundiales. 

En el mercado español, además, se mira con recelo el desplome del peso argentino tras el resultado de las elecciones presidenciales, debido a la elevada presencia de las empresas españolas en el país. 

Por si eso fuera poco, Credit Suisse puso ayer en evidencia la debilidad del sector de la banca media en España, generando todo un terremoto en el sector. Factores añadidos a las incertidumbres generadas ya de por sí por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. 

En este escenario, el índice Ibex 35 ha arrancado la sesión del martes con caídas adicionales del 0,5 por ciento para buscar soporte sobre los 8.600 puntos. La rentabilidad en el año se reduce de este modo a poco más del 1 por ciento. 

Del lado macroeconómico, a primera hora se han publicado los datos de inflación en Alemania, 1,1 por ciento en tasa interanual, y España, un 0,5 por ciento en tasa interanual, en línea con lo previsto. Esta tarde se publicará también el IPC en Estados Unidos. Los inversores, sin embargo, deberán estar hoy especialmente atentos al índice de clima empresarial del instituto económico alemán ZEW, que se conocerá a mediodía. Este indicador cobra especial relevancia después de los síntomas de debilidad en los últimos meses del principal motor económico de la zona euro. 

En el resto de los mercados, el cambio del euro se mantiene moderadamente estable en torno a 1,12 dólares, mientras que el precio del crudo Brent vuelve a retroceder hasta los 58 dólares por barril, presionado por la menor demanda y la mayor oferta. Según el Departamento de Energía norteamericano, la producción de petróleo de las siete principales regiones de esquisto del país podría alcanzar el nivel récord de 8,77 millones de barriles al día el mes próximo.  

Lo más