Indra trabaja con la ESA para reducir los daños causados por los desastres naturales

Indra trabaja con la ESA para reducir los daños causados por los desastres naturales

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:05

Indra trabaja con la Agencia Espacial Europea (ESA) en un proyecto para reducir el coste económico y de vidas humanas a causa de los desastres naturales, según ha informado el grupo.

El informe de la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción de Riesgos por Desastres (UNISDR) cuantifica el impacto económico generado por este tipo de fenómenos en cerca de tres billones de dólares en todo el mundo (cerca de 2,619 billones de euros), entre 1998 y 2017.

Además, este informe señala que el 63% de los reportes recibidos tras un desastre no contiene información económica, y, añade que en términos relativos a su PIB, las economías con ingresos medios o bajos son las que más daños sufren, y los más avanzados son los que más pagan.

Indra espera romper esta tendencia y contribuir al desarrollo sostenible. Para ello, lidera un consorcio que trabaja para aprovechar la capacidad de observación y de recogida de datos que ofrece la constelación de satélites europeos Sentinel del programa Copernicus de la Unión Europea.

Para lograrlo, Indra actuará como aliado tecnológico de los principales bancos de desarrollo de todo el mundo. El objetivo es que puedan reforzar los estudios y acciones dirigidas a reducir los daños antes de que se produzcan.

Uno de los problemas con los que se encuentran los programas de ayudas es la falta de información fiable sobre la zona. Los expertos de la compañía aseguran que "los satélites son la forma más eficaz, rápida, precisa y fiables de llevar a cabo esta tarea de análisis".

El equipo cuenta con dos años y medio para abordar los proyectos que la Agenda Espacial Europea ponga hasta la fecha para reducir el impacto de los desastres naturales sobre la vida de las personas.

Indra coordinará el trabajo de algunas empresas y organismos especializados del conteninente como GISAT (República Checa), Planetek (Italia), OHB Luxspace (Luxemburgo), Arans (Francia) y Nazka (Bélgica), así como del instituto meteorológico austriaco, ZAMG.

El proyecto está alineado con la estrategia marcada por la Agenda 2030 que Naciones Unidas presentó en 2015 para estimular el desarrollo sostenible en todo el planeta, conocida como Marco Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres. Este documento hace hincapié en la necesidad de medir para gestionar los programas de desarrollo.

PRODUCTOS DE OBSERVACIÓN DE LA TIERRA

"Nuestra labor será conseguir que el diseño de estos productos cartográficos de observación de la Tierra se adapten perfectamente a las necesidades reales de los usuarios de cada país", explican desde Indra.

Por ejemplo, estos productos pueden mostrar con "gran detalle y precisión" la distribución y densidad de la población, el tipo de edificaciones, los recursos e infraestructuras disponibles, la vegetación, elevación y grado de inclinación del terreno, etc.

Pueden identificar si existe riesgo de deslizamientos del terreno tras fuertes lluvias o dónde es más probable que se produzca un movimiento, y ayudarán a establecer planes de actuación en caso de emergencia.

Los expertos de la compañía han asegurado que cuentan con la ventaja de que estas imágenes cada día son mas baratas y ha aumentado su resolución. "El grado de inteligencia que se ofrece con estos productos es enorme, y la introducción de nuevas tecnologías como el 'big data' y 'data analytics' facilita más esta tarea", concluyen.

Lo más