COPE

La “cuádruple hora bruja” se salda con fuertes pérdidas en la Bolsa

El índice Ibex 35 ha chocado un par de veces en los últimos días con los 9.300 puntos, que es su nivel más alto de los últimos quince meses

Vídeo

Bolsa de Madrid

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:48

El índice Ibex 35 ha chocado un par de veces en los últimos días con los 9.300 puntos, que es su nivel más alto de los últimos quince meses. Ahí ha sentido vértigos y se ha dado la vuelta. Ha cerrado en 9.030 con una pérdida del 1,80 por ciento. Es su mayor caída de los últimos dos meses. En el conjunto de la semana la Bolsa ha retrocedido cerca de un 2 por ciento. El vencimiento de opciones y futuros ha actuado como caja de resonancia de la debilidad del mercado. Hoy, tercer viernes de un mes que cierra trimestre, se ha producido un múltiple vencimiento de opciones y futuros financieros. Coinciden los vencimientos de los contratos mensuales y trimestrales de opciones y futuros sobre índices y sobre acciones, en lo que habitualmente se denomina “cuádruple hora embrujada”.

Algunos inversores cancelan sus posiciones, mientras otros las renuevan total o parcialmente para el siguiente vencimiento. Es el llamado “roll over” que genera muchas interacciones entre el mercado de productos derivados y los mercados de contado. Así que siempre los terceros viernes de mes de marzo, junio, septiembre y diciembre son especiales en el mundillo financiero.

Uno de los miembros del consejo de la Reserva Federal, James Bullard, ha dado le golpe de gracia a los mercados al mostrar su preocupación por el excesivo crecimiento de la inflación. Considera que el banco central estadounidense tendrá que comenzar a subir los tipos de interés el próximo año para controlar los precios. Sus palabras contrastan con las del presidente de la Reserva, Jerome Powell, que dejó bastante claro hace un par de día que será en 2023 cuando comenzará la subida en le precio del dinero.

Telefónica, Resol, IAG, Inditex y los bancos han puesto plomo en las alas del mercado. No se ha salvado ni el gato entre los grandes valores. Ha bajado incluso IAG, a pesar de que se espera una nueva oleada de fusiones en el sector de las aerolíneas. También han caído los bancos y las empresas relacionadas con la energía, incluida Acciona. Las entidades financieras se duelen por el descenso de rentabilidades en el mercado de deuda. El rendimiento del bono de EEUU cae hasta el 1,46 por ciento.

Telefónica ha perdido los 4 euros por acción y eso que el mercado de las “telecos” se ha animado en los últimos días después de que el holding Next Alt, -principal accionista de Altice-, haya comprado un 12 por ciento del capital de British Telecom en una operación de 2.200 millones de libras esterlinas. Alt se ha convertido en el mayor accionista de BT, por delante incluso de Deutsche Telekom.

Ha caído con fuerza Acciona, cuya filial de renovables, Acciona Energía, saldrá a Bolsa con una valoración de entre 8.800 y 9.800 millones de euros y un rango de precios orientativo de entre 26,73 y 29,76 euros por acción. Se colocará entre un 15 y un 25 por ciento del capital. Los analistas estiman que finalmente se quedará en la parte baja de esa horquilla, en torno a 9.000 millones de euros. Frente a esa cifra, los bolsistas recuerdan que la propia empresa matriz capitaliza menos de 8.000 millones. Será la mayor colocación desde la salida a Bolsa de AENA en 2015 y que alcanzó los 4.300 millones. Acciona debutará en el parqué el 28 de junio, aunque su estreno podría retrasarse hasta el 1 de julio.

En los demás mercados, el petróleo roza su precios más altos en más de dos años. El Brent roza los 74 dólares. Los analistas del banco suizo UBS y también los del banco de negocios Goldman Sachs esperan ver el barril por encima de los 80 dólares este año, a pesar de la previsible vuelta al mercado de la producción de Irán, que puede poner en el mercado un millón de barriles por día. La subida ha sido vertical, porque hace un año apenas superaba los 30 dólares. La reactivación de la economía impulsará con fuerza la demanda de crudo y carburantes a lo largo de la segunda mitad del año. El precio también depende de la oferta, es decir de las decisiones que tomen la OPEP y sus socios sobre el ritmo de sus exportaciones. En su última “cumbre” La OPEP y Rusia han acordado incrementar progresivamente su producción para dar respuesta al incremento de la demanda. Los analistas creen que la recuperación total de la demanda crudo y carburantes hasta niveles pre pandemia no se producirá hasta el verano de 2022. El precio de los carburantes subirá probablemente un poco más durante verano. Los récords históricos de la gasolina están muy próximos. Concretamente en los 1,40 euros por litro que alcanzó en octubre de 2014.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo