Más directos

La Bolsa intenta taponar la sangría de las últimas semanas sin demasiado convencimiento 

Discreta mejoría de la Bolsa en el arranque de la sesión del lunes después de las intensas caídas sufridas la última semana

Imagen de la Bolsa de Madrid

Fernando Alvarado

Julio Muñoz

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:50

La Bolsa muestra una discreta mejoría en el arranque de la sesión del lunes después de las intensas caídas sufridas la última semana provocadas por el explosivo cóctel conformado por guerra comercial entre Estados Unidos y China y la inestabilidad política en Italia. 

Los inversores aprovechan así los mejores precios de los valores para volver a tomar posiciones, dejando a un lado los recientes informes sobre los efectos de la guerra comercial. Según los analistas de Goldman Sachs, el conflicto estaría teniendo un mayor efecto de los esperado sobre la economía norteamericana. 

La firma calcula que la disputa comercial supondrá un lastre del 0,6% para la economía estadounidense, frente a estimaciones anteriores de un 0,2%, aumentando el riesgo de recesión. Y lo peor es que descartan una solución al menos hasta después de las elecciones presidenciales de 2020 en EEUU. 

Goldman ha recortado así las previsiones de crecimiento de Estados Unidos en el cuarto trimestre en 20 puntos básicos, dejándolas en el 1,8%. Por su parte, el banco suizo UBS ha rebajado también su estimación de crecimiento del PIB chino este año al 6,1% desde el 6,2%, debido a la debilidad de las exportaciones a medida que se agravan las tensiones con Estados Unidos, que también afectarán al consumo y la inversión del gigante asiático. 

Pese a todo, el índice Ibex 35 ha comenzado la sesión con un alza del 0,4 por ciento en busca de recuperar la cota de los 8.800 puntos 

Las miradas se centran a esta hora en Iberdrola tras anunciar la venta de 40 por ciento en un proyecto eólico marino en el Reino Unido por unos 1.750 millones de euros. Las acciones del grupo energético suben un 0,9 por ciento frente a la persistente debilidad de Santander, Telefónica y BBVA. 

El sector financiero vuelve a estar en el ojo del huracán ante los temores de rescate de alguna de las entidades medianas italiana. Un nuevo foco de tensión que lleva a Bankia, Bankinter y Sabadell a liderar la lista de pérdidas con recortes del 0,8 por ciento. 

En el terreno macroeconómico, hoy será un día de transición, sin referencias importantes, ante la avalancha de indicadores de inflación, crecimiento, producción y confianza que se esperan para los próximos días en las grandes economías mundiales. 

Poco movimiento también en los demás mercados. El euro se cambia ligeramente por debajo de 1,12 dólares, mientras el precio del crudo se consolida sobre los 58 dólares por barril tras el rebote del viernes. El oro, el activo refugio por excelencia, continúa al alza y cotiza de nuevo por encima de los 1.500 dólares la onza, su nivel más alto en seis años. 

Lo más