COPE

MUÑOZ MOLINA

Muñoz Molina: la bronca partidista en España no tiene comparación en la UE

El escritor Antonio Muñoz Molina considera que la bronca política partidista que se mantuvo durante los primeros meses de la pandemia en España y que sigue en la actualidad no tiene comparación con ningún otro país europeo y, si acaso, se puede equiparar a la "división brutal" que hay en Estados Unidos.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:43

El escritor Antonio Muñoz Molina considera que la bronca política partidista que se mantuvo durante los primeros meses de la pandemia en España y que sigue en la actualidad no tiene comparación con ningún otro país europeo y, si acaso, se puede equiparar a la "división brutal" que hay en Estados Unidos.

De esos primeros meses de la pandemia, del confinamiento que vivió el mundo y de recuerdos familiares habla Antonio Muñoz Molina (Úbeda, Jaén, 1956) en su libro "Volver a dónde", publicado por Seix Barral, donde el narrador, tras un encierro de tres meses, asiste desde su balcón al despertar de la ciudad a la llamada "nueva normalidad".

Un libro en el que se suceden tres planos temporales: un diario del confinamiento; el de los posteriores meses de incertidumbre, con un mayor análisis de la realidad; y el de los recuerdos familiares que acaban "apoderándose" de la obra, ha explicado la editora Elena Ramírez en una rueda de prensa.

Según ha recordado el también académico Muñoz Molina, durante el confinamiento sintió la necesidad de contarse a sí mismo todo lo que veía y dejar constancia de cosas concretas, más que embarcarse en grandes reflexiones.

Por eso, este libro nació de un "instinto testimonial" y de la necesidad urgente de contar por la conciencia de lo excepcional que la sociedad estaba empezando a vivir, un momento similar al que vivió hace 20 años cuando residía en Nueva York y se perpetraron los atentados contra las Torres Gemelas, un instinto "notarial" que Muñoz Molina reconoce que ha sentido con cierta frecuencia.

En esa radiografía social, el escritor no ha querido hacer una valoración generalizada de la actuación de los políticos, pero ha recordado que, junto a actividades positivas como la gestión de los ERTES, hubo otras como un abandono absoluto de la cultura al principio.

Y "el espectáculo de cada 15 días en el Parlamento cuando había que renovar el estado de alarma", un "tormento semanal" que ha calificado de "lamentable".

"El modo en que en España se mantuvo y se sigue manteniendo la bronca política partidista no tiene comparación con ningún otro país europeo y si acaso, se compara a la división brutal que hay en Estados Unidos. Eso tiene que dar que pensar", ha recalcado.

Y también ha destacado cómo centenares de científicos pidieron al Gobierno y a las instituciones la constitución de una comisión independiente de investigación sobre cómo funcionó el sistema y cuáles fueron los fallos que, "por desgracia", no se ha puesto en marcha.

Para Muñoz Molina, la literatura no es solo ficción, novela o poesía, sino también la que se escribe en los periódicos o en este último libro suyo.

"Hay otro tipo de literatura que no inventa el mundo sino que quiere contarlo de inmediato y tal como es. Y no se le reconoce su carácter literario", ha lamentado, a pesar de que "mucha de la mejor literatura de algunas épocas" fueron crónicas de periódicos como las de Manuel Chaves Nogales o Josefina Carabias.

En el libro se incluyen retratos también de personas cercanas al escritor, como el de un amigo piloto jubilado que se ofreció a ir a China a por material sanitario y que le contó su experiencia al mando de un avión vacío sobrevolando un mundo paralizado. O el del periodista José María Calleja, fallecido en ese tiempo, o el de su tío Juan, de 81 años.

Y, como "cuando el presente está deshabitado, la memoria es mucho más activa", el libro de Muñoz Molina va desgranando recuerdos familiares "en la conciencia de que has sido testigo de un mundo que prácticamente ha desaparecido".

"Cuando te haces mayor tienes tendencia a endulzar al pasado pero ha recordado que sus recuerdos infantiles más queridos ocurrieron en una España anterior a la democracia, en un país "de enorme dureza y crueldad en la vida cotidiana".

Por eso, ha advertido: "¡Cuidado con la nostalgia; cuidado con el embellecimiento del pasado!".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar