Boletín

Arturo Castro presenta 'Aire', una historia frenética y angustiante de una heroína completa

Arturo Castro presenta Aire, una historia frenética y angustiante de una heroína completa

Europa Press

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 13:52

El director venezolano plasma una trama simple que busca atrapar al espectador en el camino de la protagonista

Arturo Castro ha presentado este sábado en el Festival de Málaga su última película, 'Aire', la historia de una madre soltera que tiene que hacer frente a mil y un problemas para sacar adelante a su hijo en un contexto donde la sociedad trata de apartarla al no cumplir con los cánones habituales.

Lucía es madre de un niño con Asperger. Tiene un trabajo precario y una muy mala relación con su madre, aunque confía en que puede con todo. Su hijo, de siete años, ha recibido un golpe en el colegio, por lo que debe ir a recogerlo. La película es un recorrido de obstáculos de una persona que solo encuentra apatía por parte de la sociedad ante sus problemas.

El director ha asegurado en rueda de prensa que quería "explorar cómo se siente una persona que es un engranaje dentro de una maquinaria pero tienen un nombre y un pasado", así comenzó a construir el personaje de Lucía, basado en experiencias personales y de gente que le rodea.

Una historia que podría suceder a cualquiera. "Los casos individuales no se adaptan a las instituciones y se desajusta la maquinaria, por lo que se termina abandonando a esa pieza. Eso es lo que le pasa a Lucía. Tiene mucho de cómo funcionamos cuando no estamos dentro del estándar establecido y cómo intentar entrar de nuevo en el engranaje", ha asegurado.

La película intenta en todo momento atraer al espectador hacia el personaje de Lucía, hacerlo cómplice y que le acompañe a lo largo de su angustioso camino. "Busco mantener al espectador lo más cerca posible del personaje, que tiene una vida y un pasado único. Tratamos de hacerlo lo más rápido posible para que sufra su angustia con ella", ha afirmado Castro.

La elección de Julieta Zylberberg como protagonista de la película fue clara para el director. "Pensé en Julieta como posible intérprete antes de tener el guión terminado, con una simple sinopsis. Ella cuando se acercó a la idea le gustó y tenía muchas ganas de hacerla. La única incertidumbre era poder cuadrar agendas", ha aseverado.

"Hace un papel fabuloso. El personaje interpretado por ella permite que Lucía sea única. La película gana muchísimo con esa dosis de realidad que le pone ella como actriz", ha elogiado sobre Zylberberg.

El mayor desafío al que se enfrentó el equipo técnico a la hora de rodar la película fue "encontrar las herramientas que permitan poner al espectador en la piel de Lucía", un obstáculo que solventaron durante los 72 minutos que dura el largometraje y en los que en todo momento está presente en pantalla la figura interpretada por Zylberberg, que va mostrando diferentes capas de su personaje conforme avanza la trama.

Esas capas que hacen a Lucía un personaje único permiten a su vez lograr la intención de Castro de que el espectador se convierta en un acompañante de la protagonista y sienta y sufra lo mismo que ella. El amplio registro que tiene Lucía permite conectar con ella desde muchos puntos de vista, ya sea a través de su papel de madre soltera, de alguien que convive con una persona con síndrome de Asperger o de quien lucha por lograr lo que la sociedad se empeña en negarle.

Castro ha asegurado que no pensó a la hora de escribir el guión de la película "en el punto de vista feminista", pero que "lo termina siendo" por el simple hecho de que " uno escribe desde lo que cree y lo que piensa". El director ha afirmado, en este aspecto, que el feminismo obliga a "hacer una reflexión completamente necesaria" y en la película se muestra como la condición de mujer de Lucía "complican las cosas".

Lo más