También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MADRID

Juan Miguel, voltereta y oreja

Trofeo de escaso peso para el novillero madrileño. Novillada sin fondo de Flor de Jara.

Instante de la fuerte voltereta que sufrió el novillero Juan...
 Instante de la fuerte voltereta que sufrió el novillero Juan Miguel durante la faena al cuarto novillo | ARJONA | PLAZA 1

Juan Miguel se fue hasta tercio para recibir con una gaonera. Se frenó el novillo y apretó después. Tras pasar sin decir nada por el caballo, el de Flor de Jara rompió a embestir con temple y ritmo por ambos pitones. Al natural el madrileño para iniciar el trasteo. Faltaba redondez y ajuste pese al buen trazo de algunos muletazos. A derechas el animal se comportó de igual manera. Metía la cara con bondad. La faena fue languideciendo entre la indiferencia del tendido.

La oreja llegó con el manso cuarto. Un animal sin fijeza ni empuje que comenzó a orientarse y saber qué se escondía tras el trapo. Cuando lo supo bien y tuvo a tiro a Juan Miguel, le levantó los pies del suelo. Brutal la caída sobre el cuello. KO el novillero que apenas se mantenía en pie. Volvió a la cara del novillo. Conmovedor el esfuerzo del chaval. Acabó con el novillo de una estocada delantera y perpendicular. Y se repitió la escena de este San Isidro. Una petición cogida con alfileres y un palco de gatillo fácil con el pañuelo blanco. La oreja, en tono menor, fue paseada por Juan Miguel antes de irse tumbó a la enfermería.

Tuvo buen tranco de salida el segundo novillo. Alegría y prontitud al capote de Alejandro Marcos, que movió con prestancia el engaño en un buen saludo a la verónica. El utrero echó la cara arriba en el peto aunque seguía moviéndose. El salmantino aprovechó esa inercia para ligar sin aprietos las primeras tandas. Pero el astado echó demasiado pronto la persiana. No hubo más pese a los intentos del novillero.

El quinto no rompió nunca a embestir por abajo. Los defectos del "santacoloma" concentrados en este novillo. Alejandro se mostró muy solvente. Robó muletazos a media altura a base de entender lo que pedía el novillo en cada momento. Faena seria del salmantino que no rubricó con la espada y el descabello.

El tercero volvió rumbo a los chiqueros tras su paso por el tercio de varas. Le fallaron las fuerzas al de Flor de Jara. El sobrero fue un horrendo animal de Dolores Rufino. Feo como él solo. Un animal sin ritmo ni entrega al que Ángel Sánchez intentó torear como si fuese bueno. Solo una tanda tuvo conjunción y mando. Después el animal comenzó a defenderse y nada terminó de rematarse.

Se ovacionó la sería estampa que traía el sexto. Hechuras de toro y bravo en el primer encuentro con el caballo. Se arrancó de largo y apretó abajo en el peto. Le costó tomar más la segunda vara pero volvió a meter riñones. Albergamos alguna esperanza de remontada tras la extraordinaria lidia de Iván García. Hizo romper hacía adelante al cárdeno de Flor de Jara. La primera serie en redondo aumentó esa esperanza. Lo llevó por abajo Ángel, pulseando la embestida. Sin embargo, hasta ahí le duró la gasolina al novillo. Intentó apretarle por abajo y en tablas el madrileño, pero sin encontrar ni respuesta del novillo ni eco en los tendidos. 


FICHA DEL FESTEJO 

Madrid, sábado 3 de junio de 2017. 24 de Feria. Dos tercios largos de plaza.

Cinco novillos de Flor de Jara, correctos de presentación y de juego descastado. Sobresalío el noble y enclasado primero. Al resto les faltó fondo. Un sobrero de Dolores Rufino (3º bis), feo de hechuras, manso y deslucido.

Juan Miguel, silencio y oreja.

Alejandro Marcos, silencio y silencio tras aviso.

Ángel Sánchez, saludos y silencio.

Parte médico de Juan MiguelPuntazo corrido en rodilla derecha, con hematoma encapsulado que se drena parcialmente. Contusión cervical, pendiente de estudio radiológico. Se traslada al hospital San Francisco de Asís con cargo a la Fraternidad. Pronóstico reservado que le impide continuar la lidia.

Lo más visto