También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Reacciones a la canonización del Padre Anchieta

Carlos Alonso destaca la "inmensa" labor de evangelización del Padre Anchieta en Brasil

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ha manifestado este viernes su "satisfacción" ante la noticia de que la canonización del sacerdote jesuita y beato tinerfeño José de Anchieta se lleve a cabo, en el mes de abril, según anunció el arzobispo de Aparecida y presidente del episcopado brasileño, el cardenal Raymundo Damascenola. Una noticia que ha confirmado esta misma mañana el Papa Francisco

 "Todos debemos estar orgullosos por este acontecimiento en el que se honra a una persona que hizo una inmensa labor de colonización y evangelización en Brasil, y que se convertirá en el segundo santo de Canarias. Es un reconocimiento de toda la comunidad católica del mundo, que me alegra como tinerfeño", ha señalado.    El presidente ha recordado, en una nota, cómo desde el Cabildo se han enviado diferentes misivas al Santo Padre relativas a la valía del beato Padre Anchieta, "por eso ahora, cuando llegamos a la culminación del proceso, vamos a estar del lado de la Iglesia, apoyándola en todo lo que sea necesario".    Ha subrayado, además, que en una carta remitida al Santo Padre el pasado mes de enero le invitó, de manera oficial, a visitar la isla "con la certeza de que sería acogido con todo el calor, el respeto y el cariño que este pueblo es capaz de ofrecer".    De igual modo, en dicha carta señalaba el presidente la "profunda alegría que la conclusión del proceso de canonización del Padre José de Anchieta despertaría en los habitantes de Tenerife y de la Comunidad Canaria en general, donde es reconocido y venerado como ejemplo preclaro de fidelidad y de entrega a los grandes ideales cristianos que fueron norte de su vida, y por su protección y defensa de los aborígenes brasileños y de su dignidad humana, reconocidos instantes después de su muerte al ser proclamado de forma espontánea Apóstol de Brasil".    Carlos Alonso ha hecho especial hincapié en las virtudes del Padre José de Anchieta, "quien amparó a los necesitados y amparó a los perseguidos por causa de la justicia, y protegió sus derechos como seres humanos, guiado por la caridad y por las enseñanzas del Evangelio".    Por todo ello, ha apuntado, "continúa siendo a través de los siglos modelo de bondad, de sencillez y de fidelidad a las enseñanzas de Jesús, y fue un educador formidable, destacando sobre todo su gran labor con los indígenas, lo que lo llevó a componer la Gramática de la lengua tupí".    Por otra parte, el consejero insular de Cultura y Patrimonio Histórico, Cristóbal de la Rosa, ha destacado que "además de que se trata de una extraordinaria noticia para todos los católicos, hay que hablar también de la canonización de una personalidad tinerfeña y canaria que tuvo una enorme implicación cultural en su época, por su fecunda creación de alta calidad literaria, que lo convierte en uno de los grandes humanistas de América, al tiempo que es el primer poeta nacido en Canarias y fundador de la literatura brasileña". UNA "CATAPULTA" DE TENERIFE AL MUNDO    En su opinión, "se implicó y se preocupó por conocer el habla y las costumbres de los nativos con los que convivió en Brasil, y esta labor ha dejado estela hasta nuestros días".    De la Rosa ha añadido que "el impacto cultural del Padre Anchieta es enorme, y ha catapultado a la isla de Tenerife al mundo, por la aportación tan importante que realizó desde el punto de vista de la cultura".    José de Anchieta nació en la isla de Tenerife en 1534. Fue enviado a la Universidad de Coimbra, Portugal, en 1548. Una vez allí ingresó en la Compañía de Jesús y fue enviado como misionero a Brasil, donde murió en 1597. Fue el fundador de la ciudad de Sao Paulo y uno de los fundadores de la ciudad de Río de Janeiro.    El jesuita fue beatificado por el Papa Juan Pablo II el 22 de junio de 1980, en una ceremonia realizada en la Basílica de San Pedro en el Vaticano. En este acto, también fue beatificado el Santo Hermano Pedro de Betancur, quien en 2002 se convertiría en el primer Santo de las Islas Canarias y que al igual que el Padre Anchieta, era natural de Tenerife. El Padre Anchieta y el Hermano Pedro a su vez, se convirtieron en los primeros canarios en ser beatificados.

Lo más visto