También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El último videoclub de España

Desde hace 38 años resiste en Vallecas y en 'La Tarde' hemos hablado con su propietario

 

Tags

1998. Es sábado por la tarde, de un día frío de marzo. No hace tiempo de estar en la calle, así que decides ver una película con amigos o con tu pareja. Te acercas al videoclub de al lado de tu casa, eliges una y la alquilas. Te revisas bien en los bolsillos. Menos mal, no te has olvidado el carnet de socio. Te llevas el VHS y al día siguiente lo devuelves. Eso sí, que no se te olvide rebobinarlo.

20 años más tarde. Otra tarde de invierno. Esta vez con tus hijos pequeños, que se aburren. Decides ponerles una película. Te metes en tu cuenta de Netflix...y le das al play. El videoclub forma parte del pasado. Pero no todos. En el barrio de Vallecas, uno resiste inquebrantable el paso del tiempo y las nuevas tecnologías. Se llama 'Import video' y lleva abierto 38 años. En 'La Tarde' hemos hablado con su propietario. 

"Para subsistir también vendo películas porque solo alquilando sería imposible"

Su nombre es Fernando Navarro y regenta el único videoclub que queda en la capital: "Para subsistir también vendo películas porque solo alquilando sería imposible". Los formatos también han ido evolucionando con el paso del tiempo: "Cuando abrí el VHS no existía, y ahora solo alquilo en DVD y escasamente en Blue-Ray, a excepción de las grandes películas que utilizan este último formato". Las películas se pueden alquilar por 1,50 euros entre semana y 2 euros el fin de semana, con una duración de dos días. Y por supuesto, se cobra por día adicional.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Fernando Navarro en 'La Tarde' 

Lo que no cambia es el tipo de cine que solemos alquilar: "Las películas que más se usan son las de Hollywood". Y dentro de las películas de Hollywood las chicas lo tienen claro: "Ellas alquilan más películas de amor, eso es innegable, que también le gustan a los hombres, solo que no lo admiten". Una tradición que podemos seguir disfrutando si nos acercamos a la Calle de Carlos Martín Álvarez, 1. 

Lo más visto