También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
VIOLENCIA EN EL FÚTBOL BASE

Nueve meses de cárcel para un padre por insultos racistas a un árbitro en un partido de niños

"El árbitro puede ser criticado, pero no insultado. Y menos delante de niños a quienes se les debe educar, por parte del club deportivo y por parte de sus padres y demás familiares", dice el juez en su sentencia

Nueve meses de cárcel para un padre por insultos racistas...
El árbitro Mamadou Basirou Sow

"Negro, negrito de mierda, me cago en tu raza" es una de las 'lindezas' que el magistrado titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Zaragoza considera probado que Rafael Pérez espetó a un árbitro en un partido de alevines -niños de 11 y 12 años- el 28 de enero de 2017, por lo que le condena a 9 meses de prisión.

En su sentencia, el juez considera probado que este padre le gritó esa expresión "repetidamente" al colegiado "con claro ánimo discriminatorio" para "humillarle, menospreciarle y ofender su dignidad sin otro motivo que pertenecer a la raza negra". Además, le impone una multa de 1.400 euros por un delito de lesión a la dignidad de las personas por motivos racistas, y una indemnización de 500 euros al árbitro, Mamadou Basirou Sow, de 21 años. El condenado no podrá desempeñar, asimismo, profesión u oficio educativo ni el ámbito docente ni deportivo en un periodo de 4 años.

Otro progenitor, Juan Carlos Berdusán, ha sido condenado a cuatro meses de cárcel por un delito de resistencia a la autoridad por oponerse a ser arrestado por el Cuerpo Nacional de Policía.

El juez ha desestimado, por otro lado, los delitos de amenazas e incitación al odio, como pedían la acusación, ejercida por la Fiscalía, el Ayuntamiento de Zaragoza y el abogado Jesús Gómez en nombre del árbitro.

En cualquier caso, el fallo refleja que la Constitución Española consagra el derecho fundamental a expresar y difundir libremente ideas y opiniones, incluyéndose el derecho a criticar la labor de otro, pero, a juicio del magistrado, las palabras del padre en este caso "exceden" este derecho.

No solo eso, sino que el juez considera "claro" que durante este encuentro entre el Ranillas B y el Helios A, "se gritaron insultos y recriminaciones" mientras jugaban niños. "El árbitro puede ser criticado, pero no insultado. Y menos delante de niños a quienes se les debe educar, por parte del club deportivo y por parte de sus padres y demás familiares", dice la sentencia.

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado