También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
DÍA MUNDIAL DEL DONANTE DE SANGRE

"Me estaba muriendo y llegaron las bolsas. No viviré lo suficiente para agradecerlo"

En 'La Noche' con Rosa Rosado se cruzan las historias de Alberto, donante de sangre, y María, receptora que sobrevivió gracias a donaciones anónimas

 
  • Redacción

Tener 15 minutos libres. Ser mayor de 18 años y menor de 65. Pesar más de 50 kilos. No estar en ayunas. No padecer ni haber padecido enfermedades de transmisión sanguínea y pasar un pequeño control médico. Esos son los requisitos necesarios para ser donante.

Uno de ellos, Alberto Natal, ha estado en 'La Noche' con Rosa Rosado, explicando por qué se hizo donante. Fue a raíz del nacimiento de sus hijos mellizos. Su mujer, Amaya, sufrió una "hemorragia masiva" tras el parto, que "hizo que le retirasen el útero y cayó en coma". Literalmente, tal y como cuenta Alberto, "estuvo al borde de la muerte.  Los datos que estaban recibiendo los médicos eran los de una persona sin vida". Fueron necesarias 40 bolsas de sangre, pero sobrevivió.

Todo este trance abrió los ojos de su marido. La sangre de Alberto no era compatible con la de Amaya, pero, como él explica  "estas cosas, tristemente, son las que nos hacen ver la importancia y gran necesidad de la sangre. Nuestra vida depende de ello". Literalmente. Así que ahora, cada vez que programan una donación, allá que va Alberto: "Entiendo que ello salva vidas".

Emocionada le escucha María Gutiérrez, receptora en 2013 de donaciones anónimas que evitaron que muriera. Un 26 de febrero se le rompió la vena porta después de cenar. Vomitó sangre, no le dio importancia, pero su vida estaba en riesgo: "Me llevaron a Urgencias corriendo, me estaba muriendo, tenía una vena rota, me estaba desangrando". María pasó 3 días en los que, sin saberlo, los médicos estaban muy pendientes de si volvía a sufrir otra hemorragia. Y luego llegaron las bolsas de "oro rojo", como la llama ella: "Me invadió una ola de amor infinito. El aprecio por los demás y el amor por la vida es lo que hacen que personas como Alberto y los doctores que nos salvan la vida donen sangre y se dediquen a eso. No viviré lo suficiente para agradecerlo", dice.

ESCUCHA LA ENTREVISTA A ALBERTO Y A MARÍA EN 'LA NOCHE' AQUÍ

Ahora cada 26 de febrero celebra su otro cumpleaños, "el más importante", y hace una lectura vital: "Cuando estás con pie y medio en el otro abrrio te das cuenta de que lo importante está en las cosas pequeñas. Lo único que merece la pena es estar con la gente que nos quiere, disfrutar de todo. Esto es una fiesta y hay que bailar". Alberto coincide: Yo lo viví como acompañante, pero esas son las sensaciones: una gratitud enorme hacia esas personas por las que gracias a ellas se puede seguir

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado