También en directo
Ahora en vídeo

Línea Editorial

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea editorial

San Manuel González, obispo

Toda canonización es motivo de júbilo, pero cuando el nuevo santo es una personalidad cercana, geográficamente y en el tiempo, la alegría es doble. Es el caso, para España, de don Manuel González, un obispo al que le tocó vivir años complicados en nuestro país. A la pobreza, las desigualdades sociales o la deficiente formación del clero, se unió la persecución religiosa, cuando en 1931 tuvo que abandonar Málaga tras el incendio del palacio episcopal. Pero Manuel González supo dar a estos problemas una respuesta creativa, que se sintetiza en una profunda devoción eucarística unida a un marcado compromiso con los desfavorecidos. Frente a la tentación de poner el foco bien en lo espiritual, bien en lo social, el nuevo santo enseñó a leer el Evangelio en su integridad, y no según la propia conveniencia.Algo así representó también en Argentina el cura Brochero, el primer santo que nació y murió en ese país, que encarna el ideal que propone hoy el Papa de una Iglesia en salida y cercana a la gente. A lomos de una burra, Brochero recorrió miles de kilómetros para predicar a los gauchos y entregarse literalmente hasta el final, consumido por la lepra. Otro de los nuevos santos es el niño José Sánchez, que se unió al movimiento de los cristeros frente a la persecución religiosa a principios de siglo XX en México. Completan la lista Isabel de la Santísima Trinidad, Ludovico Pavoni, Salomón Leclercq y Alfonso María Fusco, seis nuevos santos que el Papa propone como modelos a la Iglesia universal en vísperas de la cluausura del Año de la Misericordia.

Lo más visto