También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Copa del Rey | Semifinales

Real Madrid-Barcelona, final copera

El equipo blanco sufrió más de lo que indica el marcador final (59-77) para derrotar al Iberostar Tenerife. Un parcial de 0-14 entre el final del tercer acto y el comienzo del último cuarto acabó por decantar el choque de lado madridista. Los de Laso se clasifican para su quinta final de Copa del Rey consecutiva. Por su parte, el conjunto azulgrana derrotó al anfitrión del torneo, el Herbalife Gran Canaria por 74-87 y peleará por un trofeo que no consigue desde 2013. La final se disputará este domingo a partir de las 18:30h.

El Real Madrid-Barcelona, final copera
El Real Madrid-Barcelona, final copera
  • cope.es
  • EFE

El Real Madrid buscará este domingo en el Pabellón Insular de Las Palmas de Gran Canaria su vigésimo octava Copa del Rey, que sería su quinto título consecutivo y el sexto en los últimos siete años, mientras que para el Barcelona Lassa significaría su vigésimo cuarto trofeo en esta competición.

Se trata de la octava final entre blancos y azulgranas en lo que va de siglo, con el último precedente en 2015 cuando, en el mismo escenario, se impusieron los jugadores que entrena Pablo Laso por 77-71.

El último título conquistado por el Barcelona se remonta a 2013, año en el que derrotaron en la final celebrada en el Buesa Arena de Vitoria al Valencia Basket por 85-60.

En el caso del equipo blanco, ha ganado cinco de las seis últimas ediciones: Barcelona 2012, Málaga 2014, Las Palmas 2015, La Coruña 2016 y Vitoria 2017.



El Real Madrid buscará este domingo su quinto título consecutivo de la Copa del Rey tras ganar en semifinales a un Iberostar Tenerife (59-77) que se mantuvo en el partido hasta el descanso, pero que en la reanudación claudicó ante el mayor potencial de su adversario.

El encuentro, que comenzó con el base del conjunto tinerfeño Rodrigo San Miguel como único jugador nacional en cancha, se caracterizó en sus primeros compases por las imprecisiones ofensivas de ambos conjuntos.

Los jugadores que dirige el heleno Fotis Katsikaris se aprovecharon de que el Real Madrid estuvo desconocido para abrir brecha en el electrónico gracias a los puntos de su pívot americano Mike Tobey (17-8), lo que obligó a Pablo Laso a parar el choque poco después tras una pérdida de los suyos en ataque.

De esta forma, el Iberostar, más intenso también en defensa, acabó el primer cuarto con ocho puntos de renta (19-11), ante un Real Madrid en el que su máximo anotador era el francés Fabien Causeur, con solo 5 puntos.

El conjunto blanco despertó en el inicio del segundo cuarto con los triples de Rudy Fernández y del esloveno Luka Doncic, pero la imparable actuación ofensiva del pívot de Iberostar Fran Vázquez, que acabó el partido con 16 puntos, mantuvo a los suyos por delante en el marcador.

En el último tramo de este periodo las anotaciones del escolta estadounidense Jaycee Carroll posibilitaron que el Madrid voltease el choque, pero en el último segundo Beirán logró con su canasta que Tenerife se fuese al descanso con una mínima ventaja (38-37).

En la reanudación, un parcial de 0-6 del Real Madrid, tras dos tiros libres de Causeur y dos canastas consecutivas del argentino Facu Campazzo, además del poder intimidatorio del 'gigante' caboverdiano Walter Tavares pusieron a su equipo tres arriba antes de que Vázquez volviese a dar alas a los suyos y empatase a 44.

Iberostar, con dos bases en pista (Ferrán Bassas y Davin White), intentaba seguir metido en el encuentro, aunque Rudy Fernández, muy activo en defensa y ataque, no estaba por la labor, lo que unido a las pérdidas no forzadas de Tenerife hacían que este parcial concluyese con 49-56.

El último cuarto lo empezó el Madrid de una forma arrolladora, estableciendo un 0-8, tras lo que Katsikaris pidió tiempo muerto para intentar variar la dinámica de sus pupilos, algo que logró con sendos mates de Tobey y el griego Abromaitis que llevaron a sus seguidores a gritar 'sí se puede', aunque sin demasiada convicción (53-64).

El Madrid rebasaba el ecuador de este último cuarto con una sensible renta (55-67), y prácticamente sentenciaba el choque con un triple de Doncic, para quien su hinchada solicitaba la elección como MVP.

Los tres últimos minutos resultaron intranscendentes, porque Iberostar Tenerife -premiado pese a todo por sus seguidores por su buena actuación en esta Copa del Rey- era consciente de que ya era imposible protagonizar una nueva sorpresa ante un Madrid que se aproxima a la conquista de su quinto título copero de manera consecutiva.

FICHA DEL PARTIDO

59 - Iberostar Tenerife (19+19+11+10): San Miguel (5), Ponitka (8), Vasileiadis (0), Abromaitis (4) y Tobey (14) - quinteto inicial-, Bassas (0), Vázquez (16), Allen (0), Beirán (4), White (8) y Borg (0).

77 - Real Madrid (11+26+19+21): Campazzo (6), Causeur (7), Taylor (1), Thompkins (13) y Tavares (4) -quinteto inicial-, Randolph (2), Fernández (13), Maciulis (0), Carroll (14), Reyes (0) y Doncic (17).

Árbitros: Pérez Pérez, Jiménez y Cortés. Sin eliminados

Incidencias: Primer encuentro de semifinales de la Copa del Rey, disputado en el Gran Canaria Arena ante 9.346 espectadores.



El FC Barcelonsa Lassa cumplió con los pronósticos superando al Herbalife Gran Canaria en la segunda semifinal de la Copa del Rey (74-87), en un partido que solo pudo desequilibrar en los minutos finales, y ahora se medirá al Real Madrid en una final clásica.

El tridente formado por Pierre Oriola, Pau Ribas y el galo Thomas Heurtel acabó sentenciando a un conjunto canario que se fue diluyendo en el último cuarto ante la superioridad en el rebote de los catalanes.

El encuentro arrancó con la misma tónica de los cuartos de final: partido frenético y efervescente en ataque, con intercambios de golpes que presagiaban un nuevo duelo de guarismos altos (7-7 tras los primeros tres minutos de juego).

Un tapón de Pablo Aguilar sobre el croata Ante Tomic, con posterior bandeja del andaluz, propició la primera ventaja amarilla (9-7), pero fue un espejismo. Dos canastas seguidas del finlandés Petteri Koponen volvieron a poner en vanguardia al Barça (9-14).

Las pérdidas de balón empezaron a pasar factura en esos momentos al equipo isleño, hasta que un triple del argentino de Nico Brussino les dio oxígeno (12-16).

Sin embargo, los errores se multiplicaron en ambas zonas, concluyendo el primer cuarto con una balsámica ventaja para los azulgranas de 15-21.

Sin Balvin en pista, el Barcelona se adueñó del rebote, incluso en ataque, aunque un mate de Anzejs Pasecniks y un posterior tiro de dos del propio pívot letón metían en la pomada a los locales (19-22).

No obstante, Ribas afinó su puntería y con dos triples seguidos forzó un nuevo tiempo muerto por parte del técnico amarillo Luis Casimiro (19-28, a 7:39 para el descanso).

Con esa ventaja del rebote, el Barcelona estiró la racha hasta obtener una renta de 10 puntos (26-36), situación que consiguió maquillar el sueco Marcus Eriksson desde el perímetro con tres triples (35-37).

El escandinavo siguió por sus derroteros, pero un repunte del francés Thomas Heurtel, con dos lanzamientos impecables, consiguió frenar la enérgica respuesta canaria, que se despedía con ligera ventaja al descanso (43-41).

En la reanudación, Oriola retomó el liderazgo anotador del Barça, mientras que los pupilos de Casimiro se multiplicaban ahora en la zona, pero era insuficiente. Sanders y Tomic ponían tierra de por medio con un parcial de 0-11 (49-59).

Con tal cortocircuito, el Herbalife se diluyó con varios errores ofensivos, cosa que aprovechó el equipo catalán para cerrar el tercer periodo con ventaja de doce puntos (56-68).

No había margen de error para los amarillos. Brussino y Báez intentaban reducir la desventaja pero el técnico balcánico Svetislav Pesic blindó la zona para evitar sorpresas. El Granca se veía obligado a buscar alternativas en el exterior, con Pasecniks como una pequeña isla sobre la pintura.

La ecuación salió de perlas para el Barcelona. Oriola erosionaba la defensa amarilla con su polivalencia, mientras los insulares veían que la pólvora estaba más que mojada (67-78).

Al final, el dominio del rebote aupó a los visitantes mientras que el anfitrión se quedó sin fuelle para apelar a la épica. Un triple de Heurtel y una bandeja de Ribas terminaron por sentenciar el choque (74-87), consiguiendo así el billete para la final.

FICHA DEL PARTIDO

74. Herbalife Gran Canaria (15+28+13+18): Mekel (2), Brussino (8), Balvin (3), Rabaseda (2) y Pablo Aguilar (11) -quinteto titular-, Pasecniks (10), Eriksson (25), Oliver (5), Seeley (2), Báez (3) y Radicevic (3).

87. FC Barcelona Lassa (21+20+27+19): Heurtel (13), Sanders (8), Koponen (4), Tomic (6) y Moerman (7) -quinteto inicial-, Ribas (12), Navarro (3), Oriola (14), Claver (8) y Hanga (12).

Árbitros: Juan Carlos García González, Antonio Conde y Fernando Calatrava. Sin eliminados.

Incidencias: 9.844 espectadores acudieron hoy al encuentro correspondiente a la segunda semifinal de la Copa del Rey 2018, que se celebra en Las Palmas de Gran Canaria.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado