También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Herrera: “Luis López Guerra fue el último regalito que nos dejó Zapatero”

López Guerra, magistrado del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, llegó a la Corte europea tras pasar por el Ministerio de Justicia con Juan Fernando López Aguilar después de las elecciones de 2004 que ganó el PSOE de Rodríguez Zapatero.

Luis López Guerra, tercero por la derecha en la fila de los magistrados sentados. Foto TEDH
  • COPE

En 2007, fue elegido miembro de la máxima autoridad judicial europea para la garantía de los derechos humanos y libertades a propuesta de Rodríguez Zapatero, uno de los últimos regalitos de Zapatero y cretino como el resto de magistrados del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, decía en su comentario de las 8, Carlos Herrera:

“Lo relacionado con las torturas falsas sufridas por Igor en manos del enemigo está en buen camino. Esta es la estrategia, hay que seguir ante las caídas, ante las detenciones siempre. Visto el resultado que estamos obteniendo y el daño que le causamos al enemigo, denunciemos torturas y nunca, nunca, nunca, tranquilamente nos ratifiquemos delante del juez. La lucha es la única vía. Viva ETA siempre”. Y esto se lo tragan esta colección de cretinos entre la que está un ilustre español que fue uno de los últimos regalitos que nos dejó Rodríguez Zapatero llamado Luis López Guerra. Uno de los factores que hizo que se acabara la doctrina Parot por la cual se ha puesto en la calle a un número indeterminado que ahí están haciendo de las suyas”.

A lo que añadía:

“¿Alguien se cree que dos etarras asesinos y armados son el ballet de Año Nuevo que vemos en televisión desde Viena? ... Y la Guardia Civil hizo uso de la fuerza para evitar que huyeran. Hasta ahora las condenas a España del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, que es, en fin, una colección de señoras y señores acariciándose las gónadas y cobrando un pastón, dependientes del Consejo de Europa, por cierto”.

Luis López Guerra es uno de los miembros de la Sala Tercera del TEDH que han dictaminado que los terroristas que atentaron en la T4 del aeropuerto de Madrid, sufrieron malos tratos, al menos, no es uno de los tres miembros que han firmado un voto particular asegurando que Igor Portu Juanenea y Martín Sarasola Yarzabal, sufrieron torturas por la Guardia Civil.

No es la primera vez que el magistrado español dictamina en contra de España. Participó en la sentencia que determinó que la denominada 'doctrina Parot' violaba la Convención de Derechos Humanos y la propia Constitución española en la aplicación de las condenas a presos, lo que llevó a la puesta en libertad de la etarra, Inés del Río.

Hijo del poeta Luis López Anglada, sus actuaciones están envueltas en la polémica, incluso por no se magistrado de carrera sino jurista, catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad Carlos III y muy ligado a lo largo de su vida profesional al Partido Socialista. No solo fue durante tres años Secretario de Estado de Justicia en el gobierno Zapatero, sino también formó aquellas que ha pasado a la historia por “el tamayazo”.

En la Secretaría de Estado de Justicia no se opuso a las negociaciones entre Otegi y el que fuera presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, y que sentaron las bases para que en 2005 y 2006 el dirigente socialista vasco se reuniera con el cabecilla de ETA Josu Ternera en Oslo y en Ginebra.

Precisamente, fue uno de los magistrados que firmó la sentencia de Estrasburgo que daba otro revés al Tribunal Supremo al asegurar que cuando el líder batasuno, Arnaldo Otegi dijo que el rey Juan Carlos I “era el jefe de los torturadores”, no era “un atentado personal gratuito contra la persona del Rey”, ni tampoco “cuestionaba su vida privada o su honor personal” por lo que España había vulnerado la Carta de Derechos Fundamentales.

Lo más visto