También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FOTOGRAFÍA AUDOUARD

Una exposición recorre la obra del fotógrafo pionero retratista Pau Audouard

La Biblioteca de Cataluña (BC) recorre en una exposición la obra del fotógrafo pionero Pau Audouard, uno de los máximos representantes de la fotografía de retratos del siglo XIX y principios del XX en España, con la que recuerda el centenario de su muerte.

  • Agencia EFE

La Biblioteca de Cataluña (BC) recorre en una exposición la obra del fotógrafo pionero Pau Audouard, uno de los máximos representantes de la fotografía de retratos del siglo XIX y principios del XX en España, con la que recuerda el centenario de su muerte.

Pau Audouard fue discípulo del pintor Francesc Torrescassana y estudió pintura hasta que la muerte de su padre le hizo dejar los pinceles para llevar el negocio fotográfico familiar.

La influencia del maestro pintor marcó sus inicios; y de ahí que a menudo se le conozca como "el fotógrafo artista", que recoge el título de la propia exposición.

La retrospectiva traza un recorrido cronológico por la vida del fotógrafo, desde sus comienzos como retratista, en el primer taller de la Rambla de Barcelona, siguiendo con los sucesivos traslados a diferentes barrios de la ciudad.

La exposición se detiene de manera especial en la etapa en la que su estudio se instaló en la modernista Casa Lleó Morera del Paseo de Gracia, la más productiva del fotógrafo, en la que su objetivo retrató a toda la élite barcelonesa y se convirtió en el fotógrafo de moda de la ciudad.

La Exposición Universal de 1888 nombró a Audouard fotógrafo oficial y, fruto de este encargo, pudo tomar imágenes de edificios y pabellones.

De esta época son también las fotografías de arquitectura y obras públicas de la ciudad gracias a las cuales se conserva un retrato fidedigno de la Barcelona del momento.

Audouard fue igualmente el retratista de la escena teatral a través del contrato con la Empresa del Teatro de Adrià Gual, y además de fotografiar a numerosos actores, también hizo retratos de intelectuales y músicos catalanes, como Joan Maragall, Enric Granados o un joven Pau Casals.

En esta época de esplendor, que va de la Exposición de 1888 a 1905, Audouard publicó en la revista "Hispania", editada por el litógrafo y encuadernador Hermenegildo Miralles, composiciones florales, así como las "fotografías animadas" que se visionarán con el primer aparato cilíndrico patentado por Benjamí Miralles, hermano de Hermenegildo, y las postales del Tibidabo y del balneario Vichy.

La larga trayectoria profesional de Pau Audouard lo sitúa como un pionero de la fotografía artística y del género del retrato, en el cual destacó por sus composiciones innovadoras, alejadas del encorsetamiento característico de la fotografía de la época.

En su ocaso como fotógrafo, Audouard se inició en el mundo de las letras y, bajo el seudónimo de Joan Aler, escribió obras de teatro y se implicó cada vez más en el ambiente escénico de finales de la primera década de 1900.

Razones económicas le obligaron a abandonar la Casa Lleó Morera para trasladarse al tercer piso de los almacenes El Siglo de Barcelona, donde desarrolló básicamente el retrato comercial, una muestra del cual se puede ver en la exposición.

La BC dispone en sus fondos de 500 documentos fotográficos, entre ellos fotografías de retrato en formato de tarjeta de visita; álbumes de albúminas de vistas de Montserrat, del puerto de Barcelona, de obras públicas y ferrocarriles y de la Exposición Universal de Barcelona de 1888.

También cuenta con una colección de 120 negativos de vidrio que datan de entre 1891 y 1896, cuya temática es el ejército español, Montserrat y un conjunto de orlas.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado