También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Tarde con Ángel Expósito

Yihadistas arrepentidos en cárceles de Marruecos

Unos 1.210 marroquíes se han incorporado a grupos extremistas o al Estado Islámico, todos ellos activos en Siria e Irak, según los datos del ministerio de Justicia marroquí. Nuestra compañera Beatriz Mesa ha podido hablar con algunos de ellos actualmente en prisión.
Foto Reuters
Foto Reuters

El radicalismo ya no es propiedad de unos pocos, ya no está localizado en países del mundo árabe. Cada menos tiempo, compartimos café y zumo, es decir, desayuno con una operación policial contra el yihadismo y dentro de nuestro país; pero aún hay terreno más abonado a esta plaga, al terror del siglo XXI, como Marruecos donde crece cada día el número de jóvenes que se incorporan a grupos extremistas como el DAESH, el Estado Islámico. ¿Para Marruecos los retornados del Daech representan una fuente de amenaza? Es una fuente de amenaza porque el proyecto del Daesh de expandir el califato en el mundo a través de la violencia no se circunscribe solamente a los bastiones que hoy ocupan en Irak y en Siria sino que, además, uno de los objetivos es que sus correligionarios se impongan en sus países de origen con el manipulado mensaje del profeta Mohamed, defiendan el Islam y sus valores y si para ello hay que utilizar las armas se utilizan. Es decir, los seguidores del Daesh han recibido la orden de volver a los países de origen para atacar a los infieles. De ahí la peligrosidad de los retornados. Eso sí, hay otro aspecto para analizar y es que habría que discernir entre el retornado que lo hace para seguir alineando a la causa del Daech desde Marruecos o Argelia o el que retorna por arrepentimiento porque descubre que la supuesta lucha contra el régimen de Bachar el Asad no es del todo cierta ya que están atestiguando que en aquellos bastiones son los propios musulmanes quienes se están enfrentando entre ellos. Entonces empieza la etapa de la decepción, surge la duda de ¿quien es mi propio enemigo? El caso de un chico que pidió regresar a su familia porque se vio envuelto en combates con otros jóvenes de su misma localidad marroquí.   Dentro de la cárcel, hay una tipología definida de reclusos: los recuperables, los irreductibles y una tercera categoría que serían los que se sitúan a caballo entre recuperables e irreductibles ( no podemos olvidar que la cárcel es también lugar de captación y reclutamiento, así como que en la cárcel hay islamistas pro-régimen que trabajan para convencer a otros presos en favor del abandono de la yihad).LOS PERFILES  YIHADISTAS Y ya entrando de lleno en los perfiles yihadistas, ¿quiénes son estos personajes? ¿qué te han contado? Lo más destacado de los tres yihadistas en prisión con los que he hablado es que se fueron con el Daesh en 2014. Y esto es importante resaltarlo porque se han producido dos generaciones distintas; una generación que se marchó antes del 2014 cuyo objetivo era asistir a los hermanos musulmanes contra la barbarie de Bachar el Asad y una segunda generación que se fue después del 2014 para integrar un proyecto ideal y utópico de crear el Estado de Abubakar el Bagdadi, además del proyecto de retorno para crear y sembrar el caos en el mundo. Es el caso de Faisal Alhaj, francés, de origen argelino, casado con una marroquí en Casablanca. El nombre que le dieron cuando entró en prisión es ABOU ISSA. Su interés en hacer la yihad: la presión ejercida por el gobierno francés sobre los musulmanes en Francia, así como la prohibición de la fiesta del cordero, las dificultades de hacer plegarias en la calle, la ley contra el hiyab (el velo…). Empezó a visualizar vídeos en Youtoub sobre las llamadas de hacer el yihad en siria y sin pena ni gloria se cogió el avión desde París hasta Estambul y de allí a la frontera entre Turquía y Siria. En esa frontera encontró a gente que le pedía por cruzarle al Daesh entre 50 y 100 euros. Me sorprende lo siguiente: los conductores o guías proponen ¿con quién quieres ir? ¿con DAESH, CON EL GRUPO AL NOUSRA, CON AHRAR SHAM…? Vamos, como el que va a comprar a una tienda de ropa. Faisal podría responder al perfil de LOBO SOLITARIO. En su grupo había franceses musulmanes, franceses de origen del Magreb y franceses de origen africano. A todos ellos aunque les diferencia sus culturas y tradiciones, les UNE: la umma (la comunidad musulmana) Faisal cuenta que hay unas clases de formación militar: cómo se utiliza el arma. Sin recibir estas clases es imposible iniciarse en una guerra. Un mes de formación, 2 meses de participación en la guerra y estuvo dos veces en la guerra de LADIKIA. Empezó a ver los combates entre los musulmanes (vienen de Egipto, Arabia Saudía, Bélgica, Alemania y Francia). Asegura que había un desconocimiento profundo de la religión, no sabían nada de la charía. Decidió volver porque nada de lo que veía le convencía y ahora está en la cárcel y desde allí ha dejado un mensaje:Quiero destinar este mensaje a los marroquíes y los musulmanes que se queden en su país y colaboren en el desarrollo de sus países, mucho mejor que ir a Siria, que sean los sirios que desarrollen y luchen en su propio país.  A parte del lobo solitario, el joven que decide marcharse unilateralmente para hacer la Yihad, ¿has encontrado alguno que integra la organización tras el proceso habitual y clásico de reclutamiento. En este caso, qué argumentos utilizan? El caos de ABDELGHANIE  BEN SAADA, 47 años. Viajó a Siria el pasado mes sagrado de Ramadán, en 2014. Tenía problemas con su mujer, problemas económicos, profesionales…Se dedicaba al comercio de coraNes u otros productos religiosos en las mezquitas de su barrio en Khrebg. Le ofrecieron la oportunidad de embarcarse en el Daesh y hasta allí se fue, “Durante meses, el que me convenció, decía que había mujeres, dinero, paraíso, una buena vida…me compró el billete desde Casablanca hasta Estambul. Me esperaba una persona en el aeropuerto y me llevaron hasta una frontera que era miserable. En esa frontera nos trataban como animales.Vi a muchas mujeres con niños, que lloraban. No teníamos agua". Decidió volver.  Por último ALMATLOUMI, tiene 34 años y le convenció un vecino de su barrio para ir a Siria. Dejó a su mujer y a sus hijos. Un día su mujer le pidió que regresara a Marruecos porque le necesitaba, así que, se lo comentó al EMIR, era de Jordania. No aceptó su regreso y sólo por solicitar tal petición le metieron en la cárcel. Durante un mes lo investigaron porque pensaron que era espía. Finalmente, el EMIR permitió que trajera a toda su familia, volvió a la frontera turca para recuperar a su familia y después de un corto tiempo todos lograron escapar, con algo de dinero ahorrado porque el Daech paga unos 70 euros por semana y no tienen que pagar por comida, ni por casa….Dice que prefiere estar en la cárcel de su país antes que en Siria viendo cómo los musulmanes nos matamos. Yihadistas arrepentidos en cárceles de Marruecos

Lo más visto