También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
El duque de Palma declara mañana

'Urdangarín no quería dejar Nóos porque no quería ser un florero'

Esto es lo que declaró Diego Torres el pasado sábado ante el juez que instruye este caso,además relató que donde relató que el 'Instituto Nóos se creó para Iñaki Urdangarin'.
Diego Torres a su llegada a los juzgados. EFE
Diego Torres a su llegada a los juzgados. EFE

De 

El ex socio de Iñaqui Urdangarín, Diego Torres, en su declaración el pasado sábado declaró que el duque de Palma se resistía a dedicarse a otras actividades porque "no quería ser un florero", una vez que la Casa Real le aconsejó dejar las labores de consultoría que llevaba a cabo el Instituto Nóos.Además, Torres relató que el asesor jurídico de la Casa del Rey, José Manuel Romero, conde de Fontao, recomendó que Urdangarin dejara su labor en el Instituto Nóos, investigado por el presunto desvío de fondos públicos, y que, en todo caso, se incorporase como consejero a una nueva entidad de la que no fuera fundador, según figura en la declaración.Según Torres, para el asesor de la Casa Real lo importante es que no apareciera Urdangarin creando ni fundando nada, sino que fuera invitado a colaborar, pero este consejo era algo a lo que el duque de Palma "se resistía".A pesar que desde la Casa Real le dijo a Urdangarín que no se preocupara porque se le conseguirían consejos de administración para que tuviera resuelta la parte económica, Torres declaró que el duque de Palma no quería dejar sus actividades porque 'no quería ser un florero y lo que quería es poder tener un desarrollo profesional'.A lo largo de la declaración, Torres insiste varias veces en que el Instituto Nóos se creó para Iñaki Urdangarin, así como también su entramado internacional de empresas y la fundación que lo sucedió.Urdangarin seguía siendo quien "tomaba la mayoría de decisiones" en Nóos después de la recomendación de la Casa Real, según Torres.Torres explicó al juez que Urdangarin no contravino las indicaciones dadas por el asesor de la Casa Real en marzo de 2006 porque la recomendación era que se cuidaran las apariencias, pero se le prohibió participar en la entidad heredera de Nóos, que fue la Fundación Cultura, Deporte e Integración Social (Fdcis).En opinión de Torres, la Casa Real aconsejó a Urdangarin alejarse de las actividades de Nóos porque la prensa criticaba sus negocios; además, según le comentó el duque de Palma, la infanta Cristina estaba informada de la situación y absolutamente de acuerdo con esas recomendaciones.Torres no explicó tampoco los motivos por los que crearon sociedades en Londres y Belice, con cuentas bancarias en Luxemburgo, Andorra y Suiza y alegó que se hizo porque así lo aconsejó su cuñado, Miguel Tejeiro.En su declaración, Torres se refirió también a la ruptura de su relación con Urdangarin, que sobrevino a raíz de que este comenzará a trabajar en proyectos internacionales "muy frustrado" por tener que apartarse de Nóos, unas iniciativas en las que su hasta entonces socio no quería participar porque no tenía nada que "aportar".Pero "el motivo principal", según precisó a preguntas del fiscal, es que el marido de la infanta le pidió el 50 % de la facturación de un proyecto para Aguas de Valencia que Torres hizo con su empresa Intuit. Añadió que le "enfadaba" que Urdangarin la reclamara comisiones por futuros proyectos de Nóos cuando él ya se había desligado del instituto y había recibido por ello una compensación "a un precio de mercado". "No tengo que rendirle un 50 % de los beneficios de esta sociedad", declaró.

Lo más visto