También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ESPAÑA | Juicio en París

Txeroki y su intento de pedir perdón

El que fuera jefe militar de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, "Txeroki", ha dicho, ante el tribunal que le juzga en París, que la organización terrorista "lamenta los daños causados" a las víctimas de atentados que "no tenían que ver con el conflicto".  "Txeroki" es juzgado, desde hoy,  junto a otros nueve exdirigentes de ETA.

 "Txeroki", que es juzgado desde hoy junto a otros exdirigentes de ETA, afirmó que el abandono definitivo de la lucha armada "es real, no es una estratagema" Aspiazu es juzgado ante el Tribunal de lo Criminal de París, junto a otros nueve presuntos etarras, y también reiteró la disposición de la organización terrorista para hablar con los gobiernos español y francés del "desarme". Aseguró que la banda quiere tratar de la desmovilización de las estructuras militares, de los presos y de la "readecuación de las fuerzas policiales" en el País Vasco. En una declaración leída en francés con los diez acusados en pie, "Txeroki" hizo en particular un "llamamiento a Francia" y subrayó su voluntad de "arreglar las consecuencias del conflicto", para lo que a su juicio "habrá que remontar a las causas". Tres portavoces de la izquierda abertzale que habían acudido al proceso que se va a prolongar durante cuatro semanas en París, hablaron a continuación a los medios de comunicación para calificar de "muy importante y muy positivo" el pronunciamiento del antiguo responsable del aparato militar al haberse hecho en nombre de ETA. Según Xabi Larralde, Maribi Ugarteburu y Txelui Moreno, de ahí se deriva sobre todo un "reconocimiento del dolor causado" con las personas que se vieron afectadas "sin tener nada que ver con este conflicto". Garikoitz Aspiazu era considerado el jefe militar de ETA y el "objetivo número uno" de las fuerzas de seguridad españolas cuando fue detenido el 16 de noviembre de 2008 en Cauterets (Francia), en o uno de los golpes más duros para la organización terrorista en los últimos años. Se le considera el responsable de la ruptura del alto el fuego declarado por la banda terrorista en marzo de 2005 y que fue roto de hecho con el atentado perpetrado el 30 de diciembre de 2006 en el aparcamiento de la Terminal Cuatro del madrileño aeropuerto de Barajas, que causó la muerte a dos inmigrantes ecuatorianos. ETA anunció el 20 de octubre de 2011 el cese definitivo de su actividad armada.

Lo más visto