También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 2ª Feria de Almería

Triunfa Manzanares en una tarde magistral de Enrique Ponce

El diestro José María Manzanares fue este jueves el triunfador de la segunda corrida de la feria de la Virgen del Mar. Enrique Ponce bordó el toreo, aunque no pudo refrendar la Puerta Grande por culpa de un palco cicatero, que no le concedió la segunda oreja de su primer toro.
José María Manzanares saliendo a hombros de la plaza de...
José María Manzanares saliendo a hombros de la plaza de Almería. EFE

Ponce lanceó con gusto a la verónica al "juanpedro" que abrió plaza, cuya faena de muleta brindó al público. El maestro de Chiva inició su labor pasando al toro por alto para sacarlo a los medios, donde dibujó series ligadas sobre ambas manos de extraordinaria factura ante un animal que perseguía la muleta con buen ritmo.Cerró faena con circulares por la espalda sin solución de continuidad, cambio de mano incluido, antes de agarrar una estocada hasta los gavilanes, que le hicieron cortar solamente una oreja por culpa de la cicatería de un palco que le denegó incomprensiblemente un segundo trofeo pedido por la mayoría de la plaza.Ponce dio orden de no castigar mucho a su segundo en el caballo, aún a pesar de derribar en el primer encuentro. El valenciano cuajó une excelente quite por verónicas, dos chicuelinas y media para abrochar, aunque lo importante llegaría en la muleta.Tras un bonito inicio a base de doblones por abajo, el toro enseguida mostró su querencia a tablas, y allí mismo realizó el valenciano su gran obra, llevando cosido a su oponente en la muleta en circulares interminables sobre la mano derecha. El fallo a espadas le privó de pasear trofeos, aunque la aclamada vuelta al ruedo, al grito de ¡torero, torero!, tuvo sabor a triunfo grande.Morante de la Puebla se abrió de capote a pies juntos con lances templados abrochados con una gran media verónica. La faena de muleta la argumentó sobre el pitón derecho con tandas que llegaron a los tendidos. Por el izquierdo el toro era otro, sin humillar y punteando la franela.Con el quinto destacó Morante en un quite por verónicas de buen son. Empezó faena cogido a las tablas para llevarse al toro al centro del platillo. Se le vio con ganas al de la Puebla del Río y el "juanpedro" colaboró en una primera tanda por el pitón derecho de mucha profundidad. Pero a partir de la segunda serie empezó a venirse a menos el animal hasta apagarse.El tercero de la tarde, que salió andando de chiqueros, en cambio, tomó con celo el capote de un Manzanares, que intercaló verónicas y chicuelinas en el recibo.El alicantino estuvo parsimonioso con la muleta sobre la diestra con tandas muy ligadas, cuyo secreto fue taparle siempre la salida al burel, que ya había amagado varias veces con irse a las tablas. La suerte de matar fue todo un espectáculo, ya que Manzanares tuvo que citar al toro hasta cuatro veces para despacharlo en la suerte de recibir, logrando al final una perfecta estocada. Oreja al canto.El sexto fue un toro tardo y sin celo, muy deslucido, con el que Manzanares anduvo tesonero en una labor cuyo único punto destacado fue la estocada fulminante que hizo que el público pidiera una oreja. FICHA DEL FESTEJO Almería, jueves 28 de agosto de 2014. 2ª de Feria. Algo más de tres cuartos de plaza. Cinco toros de Juan Pedro Domecq y uno -el segundo- de Parladé, desiguales de presentación y juego. Los mejores, primero y tercero; el resto no terminó de "romper". Enrique Ponce, oreja con petición de la segunda y vuelta tras aviso. Morante de la Puebla, ovación y ovación tras aviso. José María Manzanares, oreja y oreja.

Lo más visto