También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Realizados por el artesano mexicano que les regaló los primeros

Tres pares de zapatos más para Benedicto XVI

Armando Martín Dueñas, el artesano mexicano que regaló los zapatos a Benedicto XVI durante su viaje a León en 2012, ha preparado tres pares más una vez que se sabe que son los zapatos elegidos que Benedicto XVI llevará tras su renuncia porque son 'muy cómodos' y le gustan mucho.
Benedicto XVI con los zapatos. REUTERS
Benedicto XVI con los zapatos. REUTERS

De 

Armando Martín Dueñas se muestra emocionado una vez conocida la noticia del vestuario que llevará Benedicto XVI cuando sea efectiva su renuncia como anunció el portavoz del Vaticano 'vestirá sotana blanca, sencilla, y seguirá usando los zapatos que le regalaron los mexicanos durante su viaje a México, "que son tan cómodos y tanto le gustan"."No hay cosa que nos llene tanto" como esa preferencia, "es un regalo que nos hace a todos los mexicanos", manifestó Martín Dueñas, cuya empresa Ackerman se encargó de elaborar el par de zapatos para el pontífice.Armando ha asegurado que tiene listos tres pares más y ahora va a hacérselos llegar a Joseph Ratzinger, quien renuncia este jueves a su pontificado, "lo antes posible, para que pueda seguir disfrutándolos en Castel Gandolfo" o en cualquier otro lugar.Estos zapatos, de color "rojo obispo", fueron elaborados con piel de becerro neonato tras un proceso de investigación de "más de tres meses" para seleccionar el color, la piel y los forros internos (cabra neonata), y lograr así el mayor confort para el papa alemán."Hicimos muchas pruebas para que no tuviera ningún tipo de incomodad", apuntó Martín Dueñas, quien comentó que en el proceso intervinieron varios centros de investigación que les ayudaron con la ergonomía del pie.El fabricante, que el año pasado estaba al frente de la Cámara de la Industria del Calzado de Guanajuato, dijo que ese par de zapatos fue entregado a Benedicto XVI como una muestra de agradecimiento y del "cariño" y "amor" que le profesan no solo los zapateros, sino los leoneses y todos los mexicanos.Recordó que la entrega se hizo a través del arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, quien además colaboró con los artesanos del calzado para obtener las medidas del pie del máximo jerarca católico.Este orgulloso artesano, cuya familia se ha dedicado durante varias generaciones a la elaboración de calzado para dama y caballero, dijo que buscará seguir en contacto con Benedicto XVI "para poderle hacer mucho más calzado"

Lo más visto