También en directo
Ahora en vídeo
Tras cuatro años

Serra Ferrer vende sus acciones y deja el Mallorca

Lorenzo Serra Ferrer lo ha comunicado este jueves, además de haber pedido perdón por sus fallos durante los años en los que ha desempeñado diversas funciones en el club balear.

De 

El máximo accionista del Mallorca, Lorenzo Serra Ferrer, ha anunciado este jueves en una rueda de prensa que venderá sus acciones y dejará la entidad balear tras cuatro años en los que ha desempeñado diversas funciones. El directivo ha admitido errores "graves", y por los cuáles ha solicitado perdón. También califica de "ruin" y "esperpéntica" la gestión del club, y que por ello, renunciará en breve al cargo de consejero de la entidad, tras haberlo hecho anteriormente como director deportivo y apoderado: "Una entidad no puede funcionar bien cuando desde un consejo de administración se filtran a los medios de comunicación correos y llamadas telefónicas con los contenidos de sus deliberaciones; en el consejo hay gente con más ganas de protagonismo que los jugadores", ha señalado. Ha dicho que su error "más grave" fue "no haberle parado los pies antes" al actual presidente del Mallorca, Biel Cerdá, que con solo un cuatro por ciento de las acciones, y junto al otro accionista de referencia, el alemán Utz Claasen, dirige el actual proyecto: "Yo asumo mi responsabilidad, me voy, pero soy el único que lo hace, a pesar de que muchos aficionados piden a gritos que también se vaya Biel (Cerdá)", ha apuntado. En su comparecencia, Serra Ferrer ha criticado al presidente Cerdá: "cree que tiene todo el poder del club". Explicó esto por haberle obligado a prescindir de "amigos y gente muy válida", como el expresidente Jaume Cladera o los directivos Miguel Coca y Julián Carnicero. También ha recordado que Cerdá "se negaba a pagar las nóminas de los trabajadores" y se preguntó: "¿Cómo un presidente de una entidad puede obrar de esa manera?" Ha admitido, asimismo, la "ingobernabilidad" del Mallorca actual, ha confirmado que venderá sus acciones y que buscará nuevos horizontes laborales, probablemente en el Real Betis, "con el objetivo de recuperar mi autoestima", ha indicado: "En estos momentos quiero transmitir un mensaje de unidad y transparencia a toda la afición mallorquinista, reitero mis disculpas y asumo mi parte de culpa con toda humildad".

Lo más visto