También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Rusia entre en acción en Siria

Decir que la situación en Oriente Medio se complica es como repetir una especie de mantra que dura ya cincuenta años. Mientras la Autoridad Nacional Palestina desafiaba ayer a Israel al declarar nulos los Acuerdos de Oslo, se producía la primera intervención de la aviación rusa en territorio sirio, so pretexto de luchar contra el terrorismo islámico. Lo que se teme es que, en el fondo, el objetivo ruso sea menos el llamado Estado Islámico que el fortalecimiento de la debilitada dictadura de Bachar El Asad, aunque ambas cosas vayan de la mano. Desde la antigua “guerra fría”, Rusia dispone de una importante base aeronaval en el puerto sirio de Lataquia, destinada a equilibrar la ayuda de Estados Unidos a Israel así como a Arabia Saudita y emiratos del Golfo, enemigos jurados del régimen sirio. La “guerra fría” pasó pero no así el deseo de Rusia de ser un actor predominante en la zona. Es lo que explica la guerra en Ucrania y el mantenimiento de su presencia estratégica en el Medio Oriente. El régimen sirio de Asad, basado en un nacionalismo de corte socialista, lucha contra una oposición apoyada por occidente y contra el yihadismo del Estado Islámico. Y mientras Occidente sigue sin saber qué hacer para detener la guerra siria y  su secuela el éxodo masivo a Europa de refugiados, Rusia le ha tomado la delantera con la determinación de reforzar el régimen de Asad como primer paso para combatir el terrorismo islámico, que es el enemigo común. De alguna manera, Putin va a forzar a Occidente a salir de una indecisión que solo ha valido para alimentar la guerra.  

Lo más visto