También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Responsabilidad alimentaria

Hay un escándalo del que se habla poco: el hambre. La crisis nos ha hecho más sensibles a este terrible problema que afecta a uno de cada 8 personas en el planeta. La Tierra está en este momento habitada por 7.000 millones de personas y la FAO reconoce que somos capaces de producir alimentos para 12.000. La revolución agrícola puede aumentar esa capacidad productiva. La llamada agua virtual puede introducir racionalidad en las explotaciones. Pero quizás lo más urgente sea una mejor distribución, un cambio de cultura y una lucha decidida contra la especulación, que ha convertido a los alimentos en herramienta de la codicia de algunos.     El necesario cambio cultural afecta a nuestros hábitos más cotidianos. En los últimos días hemos sabido que la mitad de la comida que se produce en el mundo acaba en la basura o se pudre en el campo. Producimos 4.000 millones de toneladas y sólo nos comemos entre 1.000 y 2.000 millones según un informe del Global Food. El consumismo también afecta a la comida, muchos compran más de lo que necesitan. Y las fechas de caducidad en ocasiones son demasiado preventivas. Hace falta responsabilidad alimentaria.

Lo más visto