También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | El extremeño se lleva el certamen de novilladas

Rafael Cerro, cornada y triunfo en Madrid

El novillero Rafael Cerro se alzó como triunfador del ciclo de novilladas de Las Ventas tras una actuación firme y decidida en sus dos novillos. Recibió una cornada cuando estaba a punto de caer su segundo novillo. Se lidió una descastada novillada de Guadaira.
Momento de la cornada a Rafael Cerro este domingo en...
Momento de la cornada a Rafael Cerro este domingo en Las Ventas. IVÁN DE ANDRÉS
  • cope.es
  • cope.es

Madrid, domingo 27 de abril de 2013. Un quinto de plaza. Cinco novillos de Guadaira, bien presentados y de juego descastado y deslucido en su conjunto. Con buen son aunque flojo, el 2. Un sobrero, 3 bis, de Julio García, manso y deslucido. Rafael Cerró, saludos tras aviso y vuelta tras aviso que dio la cuadrilla. Tomás Campos, saludos tras aviso y silencio tras aviso. Brandon Campos, silencio tras aviso y saludos tras aviso.

      

Al final de su actuación. En el regodeo y el desplante tras la suerte de matar. Rafael Cerró se confió esperando que el novillo cayese, pero éste en un último estertor le enganchó por su hombría. Rápido sintió el extremeño que el pitón había calado hondo y lo que pudo acabar en justo reconocimiento y premio, finalizó en la cama de la enfermería. Antes, Cerro había mostrado su firmeza y su buen concepto ante un novillo justo de raza pero que tuvo su movilidad en la primera mitad de faena. Después, el de Navalmoral de la Mata acortó distancias para exprimir al novillo de Guadaira. Luego, llegó el infortunio en forma de cornada. Hubo petición insuficiente de oreja y la cuadrilla dio una más que merecida vuelta al ruedo que premió la tarde del extremeño.

Que Rafael Cerro había venido a por todas a Madrid se comprobó nada más sonar clarines y timbales para que saliese su primer novillo. Cerro se fue a portagayola aunque después el de Guadaira no le hiciese caso y la larga quedase frustrada. El novillo tuvo genio y mal estilo, siempre metiéndome por dentro y embistiendo a media altura. Cerro estuvo valentísimo, con las zapatillas muy atornilladas en el ruedo venteño. A derechas se le llevó por delante el novillo y por ese pitón, tras tragar antes en varias tandas al natural, firmó su mejor serie, imponiéndole al novillo. La estocada, arriba, reafirmó lo realizado por el cacereño.

El resto del festejo estuvo lastrado por el escaso juego de la novillada de Guadaira. Encierro bien presentado pero al que le faltó mayores dosis de casta.

Muy flojo resultó el segundo novillo en los primeros tercios. Por alto inicio su faena Tomás Campos intentando mantener en pie al de Guadaira. Temple y tandas cortas fue la ecuación que intentó aplicar el novillero ante tan noble como feble oponente. Al natural, pitón por donde se deslizó con mejor son el novillo, hubo más acoplamiento pese a que el viento estorbó en la limpieza de algunos pases. La estocada cayó trasera y Campos saludó una ovación como recompensa a lo realizado.

Menos opciones dio el quinto, un toro por presencia y trapío. Pero todo quedó en fachada, ya que se fue desinflando según transcurrió su lidia. Tomás Campos quiso poner ganas pero el escaso fondo del novillo de Guadaira echó por tierra sus ilusiones.

Brandon Campos tuvo que vérselas en primer lugar con un sobrero de Julio García tras devolvérselo el titular de Guadaira. El parche del hierro salmantino fue un manso de libro que dejó escasos resquicios para el lucimiento del mexicano. En un descuido, el novillo echó mano a Brandon aunque todo quedó en el susto.

No mejoró el panorama en el sexto. Ya con la noche echándose sobre Las Ventas y con el frío incrustado en los huesos de los aficionados, el sexto novillo tuvo una sosería desesperante. Brandon Campos puso voluntad y temple y logró robar una entonada tanda a derechas, tras la cual el novillo se avisó, llegando a voltear hasta en dos ocasiones al novillero azteca.

Lo más visto