También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Carolina Filiberto le plantó cara a la esclerosis múltiple

'No quería morirme con 27 años'

Desde hace más de siete años, Carolina sufre esclerosis múltiple, una enfermedad que le dejó en silla de ruedas pero que gracias a su esfuerzo, a su insistencia y sus ganas de vivir ha logrado salir adelante y recuperar parte de su vida.
Carolina Filiberto con Ramón García en La Tarde
Carolina Filiberto con Ramón García en La Tarde

De 

Carolina Filiberto se encontraba hace 7 años trabajando y estudiando una oposición para ser Guardia Civil, hasta que un día notó que le flaqueaban la pierna y el brazo por lo que decidió ir al médico a por unas vitaminas pensando que era por el esfuerzo que estaba realizando.Al final, las vitaminas no fueron necesarias porque el doctor le derivó al Hospital para que Carolina se hiciera unas pruebas pues tenía la sospecha de que sufriera una enfermedad y a su pesar acertó: esclerosis múltiple. Al recibir la noticia Carolina no quiso creérselo 'me parecía mentira, porque una semana antes estaba corriendo, trabajando y no podía tener lo que me habían dicho. A mí esta enfermedad me sonaba a una silla de ruedas y terminé en ella'. A partir de ahí empezó la lucha diaria de Carolina, el esfuerzo continuo y la superación 'empecé ya en la silla de ruedas, con mucha rehabilitación y eso me permitió coger las muletas de vez en cuando, pero aparecían nuevos brotes, dejé de tragar, a veces perdía la visión y de nuevo a la silla de ruedas', relata Carolina. Sin embargo, en agosto del año pasado su vida cambió. 'Estábamos comiendo en mi casa, y salimos  a la terraza para que tomara algo de sol, y mi madre que siempre me estaba mirando, siempre pendiente de mí, vio que movía un pie y me dijo ¿sabes lo que estás haciendo?, y yo no tenía ni idea y se lo dijo a mi padre y a mi novio y cuando me incorporaron movía el pie y me dije si muevo el pie, podré mover también la pierna'. Y de esta manera, Carolina volvió a la vida, siguió trabajando y esforzándose y como ella cuenta 'mi vida dio un giro de 180 grados, ahora valora todo mucho más, es todo como un sueño para mí, un suelo del que ya no quiero despertar'. El esfuerzo de Carolina, su lucha fue más allá de lo que los médicos le recomendaban, más allá de las expectativas de todos, pues 'los propios médicos me decían que porqué me arriesgaba tanto'. 'Por mi familia, porque no quería que sufriera, porque tenía muchas ganas de vivir, tenía 27 años cuando empeoró y yo decía que no me iba a morir con 27 años, no iba a estar postrada en una cama, tenía muchas ganas de vivir e iba a salir adelante pasara lo que pasara'.

Lo más visto