También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El Puerto de Santa María acoge el funeral por la española asesinada en Brasil

Dos policías que realizan un operativo en la favela de...
Dos policías que realizan un operativo en la favela de Rocinha en Río de Janeiro (Brasil) | EFE

Tags

El Puerto de Santa María (Cádiz) despide en un funeral en la iglesia Prioral de la localidad a Esperanza Jiménez, empresaria de la localidad, muerta presuntamente por disparos de la Policía en una zona de favelas de Río de Janeiro en Brasil.

La turista española, de 67 años, murió el lunes tras recibir un tiro en el cuello cuando estaba en un vehículo en la favela Rocinha en compañía de su hermano, su cuñada, una guía brasileña y el conductor del automóvil.

La versión inicial de la Policía Militar apuntó a que el coche se saltó un control policial y no respetó la orden de parar, pero todos los ocupantes del vehículo coinciden en que no hubo señal para que se detuvieran.

El coche en que viajaba María Esperanza fue alcanzado por dos disparos que impactaron en el guardabarros trasero y en la ventana trasera.

Según las investigaciones, el tiro en la ventana trasera alcanzó a María Esperanza en el cuello y siguió su trayectoria hasta que casi hiere también al conductor, un italiano que reside desde hace cuatro años en Río.

Por su parte, los dos policías acusados de la muerte de María Esperanza Jiménez abandonaron este viernes la cárcel en la que estaban recluidos por una orden de libertad condicional por un juez militar, informaron fuentes oficiales.

El teniente Davi dos Santos Ribeiro, acusado de haber hecho el disparo de fusil que provocó la muerte de la turista española, y el agente Luiz Eduardo de Noronha Rangel, que hizo disparos al aire en la misma ocasión, abandonaron la unidad carcelaria especial para policías en la vecina ciudad de Niteroi en que estaban recluidos desde el lunes.

Su libertad condicional fue ordenada por la jueza Ana Paula Monte Figueiredo, titular de la Auditoría de la Justicia Militar de Río de Janeiro y que abrió un proceso disciplinario contra ambos por su responsabilidad en el incidente y por ser integrantes de la Policía Militarizada.

Los dos policías estaban presos por el proceso administrativo que enfrentan en la Justicia Militar debido a que en el proceso penal por el crimen tan sólo figura el teniente como acusado de homicidio calificado y un juez le permitió responder a ese proceso en libertad.

Lo más visto