También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
El Cardenal Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales

Pide la liberación de los obispos y sacerdotes secuestrados en Siria

El prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales ha viajado al Líbano para llevar a los países de Oriente Medio el saludo y la bendición del papa Francisco. Allí se ha reunido ya con los patriarcas de rito melquita, siro católico y armenio y ha visitado a los voluntarios de Cáritas que se ocupan de los prófugos procedentes de Siria. Desde allí, ha pedido la liberación de los obispos ortodoxos que continúan secuestrados en Siria.

El Cardenal Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias orientales está desde el viernes en Líbano como enviado del Papa Francisco para visitar a los cristianos que viven en Líbano y Jordania, muchos de ellos refugiados llegados desde la vecina Siria. Para hoy, 27 de mayo, estaba previsto un encuentro con el Sínodo Maronita y la visita a varias casas de religiosas y el Carmelo de Harisa. La visita continuará en Jordania donde el cardenal Sandri se reunirá con los pastores y fieles de las diversas comunidades católicas, en particular la greco-melquita de Petra y Filadelfia y del Patriarcado Latino de Jerusalén. El 30 de mayo el cardenal Sandri asistirá a la inauguración de la Universidad de Mádaba con la asistencia prevista del  Rey Abdullah II de Jordania. Antes de regresar a Roma el Purpurado visitará el campo de refugiados procedentes de Siria y de otras regiones de Oriente Medio.

Lo más visto