También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Homilía de Monseñor Barrio

Pedimos para los familiares de las víctimas el consuelo que necesitan

A las 10 de la mañana comenzaba en la Catedral de Compostela la Misa en honor de Santiago Apóstol, Patrón de España. La Eucaristía ha sido presidida por el Arzobispo de Santiago de Compostela, Monseñor Julián Barrio y en ella ha concelebrado también Monseñor Jesús Sanz Montes, Arzobispo de Oviedo, que ha participado en la predicación de la Novena al Apóstol. En la Misa se ha tenido especialmente la intención por las víctimas del trágico accidente ferroviario ocurrido en la tarde de ayer a escasos kilómetros de la capital compostelana.

Durante su homilía, Monseñor Barrio ha comenzado recordando a las víctimas y ha manifestado su seguridad de que ya han peregrinado con el Apóstol al Pórtico de la Gloria. También ha pedido a Dios la paz y la serenidad que necesitan en estos momento sus familiares. Monseñor Barrio ha agradecido la solidaridad de la gente en este momento y ha señalado que se unen al dolor desde la oración el Papa Francisco, Monseñor Antonio María Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episocopal Española y todos los Obispos de España. Monseñor Barrio ha dicho que estos momentos nos recuerdan que estamos de paso y llamados a participar de su Gloria en cualquiere momento. Sólo cuando nos abrimos a las Bienaventuranzas, podemos dar un testimonio de esperanza a la sociedad. Julián Barrio ha apelado a la identidad de nuestra Fe con nuestra vida y ha invitado a sentir cada acontecimiento de nuestra existencia desde la Única Espereanza Fiable que es Jesucristo. El Arzobispo de Compostela ha animado a dar un testimonio de Fe en medio de esta crisis que nos azota y ha dicho que la Fe para transmitirla hay que vivirla como un elemento esencial de nuestras vidas y no como un adorno piadoso. También ha destacado que la Fe no nos aparta del mundo, ni de los afanes de los hombres de nuestro tiempo, sino muy al contrario nos acerca más a los hombres. Por último ha dicho que popr intercesión de Santiago debemos de vivir la Fe y aprender de él a abajarse para ser grandes y beber el cáliz del martirio y de la Cruz, algo que cuesta comprenderlo, pero que es germen de bendición, compartiendo siempre su amistad.

Lo más visto